11 de julio de 2020

El Congreso eligió los nombres para entes vinculados a medios

El Congreso eligió los nombres para entes vinculados a medios

Todo resultó controvertido en la reunión de ayer de la Comisión Bicameral de Promoción y Seguimiento de la Comunicación Audiovisual, las Telecomunicaciones y la Digitalización.

La elección de las autoridades, el procedimiento para la designación de la Defensora del Público de los Servicios de Comunicación Audiovisual, la participación de las diversas fuerzas políticas en el Ente Nacional de Comunicaciones, la diferencia entre bloques e interbloques, el rol de los terceros partidos y las costumbres parlamentarias. Incluso volvió el clásico debate entre presidente o presidenta.

La primera disputa estuvo centrada en la elección del vicepresidente de la comisión, que recayó en el senador Alfredo Luenzo. Si bien todos los integrantes de la comisión destacaron la calidad personal y profesional del legislador chubutense, la oposición de Juntos por el Cambio objetó que perteneciera al oficialismo, como la presidenta de la comisión, Gabriela Cerruti, cuando la práctica parlamentaria indica que presidente y vice suelen pertenecer a fuerzas políticas diferentes.

En verdad, esta comisión bicameral no siempre presentó este tipo de conducción, incluso se repitieron sucesivamente presidentes que eran senadores, cuando las normas prevén una alternancia entre diputados y senadores.

El segundo debate tuvo lugar con el nombramiento de la periodista Miriam Lewin como Defensora del Público de los Servicios de Comunicación Audiovisual, impulsado por el oficialismo. Esta candidatura había recibido muchos apoyos y unas pocas objeciones por parte de sectores vinculados a los organismos de derechos humanos, principalmente centradas en ciertas afirmaciones vertidas por Lewin en su libro “Putas y guerrilleras”.

La oposición no se detuvo en esas cuestiones literarias sino que, fundamentalmente, objetó el procedimiento de nombramiento de la defensora. Reclamó una suerte de concurso, tal como se realizó para la designación del Defensor del Niño. El oficialismo se ocupó de recordarles que durante la gestión de Cambiemos siquiera se propuso un defensor, sino que se nombró un interventor provisorio y sin antecedentes en la materia.

Otro debate tuvo lugar con los representantes a desempeñarse en el Ente Nacional de Comunicaciones, el Enacom. Al respecto, debe recordarse que la Ley de Medios, reformada por el DNU 267/15, establece que ese organismo está integrado por siete miembros, de los cuales cuatro son nombrados por el Presidente de la Nación y los otros tres por el Congreso, debiendo representar a las tres fuerzas políticas más importantes. En este punto también volvieron los cruces.

Al respecto, debe tenerse presente que actualmente hay dos vacantes entre los representantes nombrados por el Congreso Nacional, ya que el radical Miguel Giubergia tiene mandato hasta agosto de 2020.

Para ocupar el cargo de la primera fuerza política, el Frente de Todos propuso al abogado Alejandro Gigena, un dirigente pampeano con experiencia en la materia, ligado al exgobernador Carlos Verna. Fue votado por unanimidad.

Los problemas comenzaron con el representante de la segunda fuerza política. El diputado Waldo Wolff propuso a la expresidenta del Enacom y ex diputada radical, Silvana Giudici. Inmediatamente, el diputado radical Miguel Bazze se apresuró a aclarar que cuando venciera el mandato de Giubergia elegirían a otro correligionario para reemplazarlo.

Ahí estalló la diputada Graciela Camaño, denunciando que el nombramiento de Silvana Guidici, sumado a Giubergia, haría que hasta agosto la segunda oposición cuente con dos representantes y la tercera fuerza con ninguno.

De paso le recordó a Juntos por el Cambio que su vocación republicana y de representación de las diferentes fuerzas políticas se había acabado con la designación de las autoridades de la comisión. Recibió como respuesta una sofisticada explicación que distinguía entre partidos, bloques e interbloques. En suma, el PRO es la segunda fuerza política, los radicales la tercera y el resto, a conseguir más votos para la próxima.

Donde no hubo discusión fue con los representantes para Radio y Televisión Argentina, que nuclea a los medios oficiales. El Frente de Todos propuso a la periodista Cynthia Ottaviano y Juntos por el Cambio a Emilio Laferriere, exfuncionario de la televisión pública.

No obstante quedaba otra discrepancia. La diputada oficialista Cerruti era tratada como presidente. Ante sus objeciones de género, Graciela Camaño le recordó que el cargo de presidenta era solo para Cristina.

El Economista

A %d blogueros les gusta esto: