El Agro y Municipios impulsan bancos de semillas de maíces criollos

El Agro y Municipios impulsan bancos de semillas de maíces criollos

El Ministerio del Agro y la Producción lleva adelante el Programa de Producción de Granos, Forrajes y Semillas. El plan se articula con los municipios, cooperativas y entidades educativas.

Se concretó una nueva entrega de maíces criollos a tres municipios que forman parte del Programa para la creación de bancos de semillas.

Mediante convenios firmados entre el Ministerio del Agro y la Producción y 32 municipios se lleva adelante la entrega de semillas que luego son distribuidas por las comunas a los productores.

Esta semana la recorrida abarcó Apóstoles, Tres Capones y Concepción de la Sierra, donde los intendentes y encargados de las áreas rurales municipales recibieron los insumos y el apoyo técnico para su implementación.

«Realizamos acuerdos de trabajo para implementar este banco de semillas que asegurará el aumento del stock campaña tras campaña, consolidando la producción de maíz para los productores de toda la provincia», explicó la subsecretaria de Desarrollo y Producción Vegetal Luciana Imbrogno.

La intendente de Apóstoles, María Eugenia Safrán recibió los maíces junto al encargado del Agro, Claudio Kaczuba. Igual procedimiento se realizó en Tres Capones con el jefe comunal Ramón Gerega y en Concepción de la Sierra con el alcalde Carlos Pernigotti.

El Agro y Municipios impulsan bancos de semillas de maíces criollos

El programa de Producción de Granos Forrajes y Semillas tiene como objetivo incentivar y difundir el uso de maíces criollos en las chacras misioneras para consumo y multiplicación.

Desde el Agro explicaron que estos maíces tienen una gran ventaja con respecto a los  comerciales que se encuentran en el mercado, por ser variedades de granos cosechados que previo a un acondicionamiento pasan a ser semillas y pueden utilizarse como propia en la próxima campaña. «Esto genera que el productor pueda crecer en escala de superficie de una campaña a la otra y logra reducir significativamente los costos de implantación del cultivo con paquetes tecnológicos modernos estimados en 250 dólares por hectárea entre semillas y fertilizante», señaló Imbrogno.

El programa tiene como socios estratégicos a los municipios, entidades educativas y  cooperativas agrícolas y tamberas. A través de estas instituciones se proyecta llegar a toda la provincia para dar a conocer las ventajas y los cuidados necesarios para lograr con éxito el cultivo de estas variedades de maíz.

Imbrogno explicó que el compromiso con los municipios consiste en que los mismos acuerden con los productores la devolución del doble de semillas que recibieron. «De esta manera se genera la duplicación del stock», destacó.

Asimismo, se acordó con las entidades educativas generar parcelas demostrativas en las cuales los alumnos y sus familias puedan conocer el comportamiento del cultivo. «Esto significa conocer las etapas de cosecha, selección, acondicionamiento y almacenamiento de las semillas para que en la campaña siguiente puedan contar con mayor disponibilidad de semilla en su chacra», destacó la funcionaria.

El Agro y Municipios impulsan bancos de semillas de maíces criollos

Trabajo con cooperativas

Desde el Agro comenzó a implementarse este programa entendiendo que la producción de maíz es vital para el desarrollo de la ganadería. En este marco también se lograron acuerdos con productores de 5 cooperativas tamberas que implementarán maíz criollo. Paralelamente se han establecido ensayos de 5 variedades criollas para evaluación de rendimiento como forraje y grano para alimentación animal.

El técnico a cargo del Programa, Juan Serventi, explicó que para hacer frente a los acuerdos, el programa adquirió más de 5.000 kilos de maíz criollo, variedades Chala Roja y Caiano. «Estas variedades son de ciclo largo (6 meses) y por ello tienen ‘estabilidad de rendimiento’, a diferencia de los maíces precoces que tienen potencial de rendimiento. Esto significa que en años secos, como éste que estamos cursando, el rendimiento del cultivo no tendría que mermar significativamente como los maíces de alto potencial», explicó Serventi.

Teniendo en cuenta que la superficie promedio de siembra de los productores a los cuales quiere llegar el programa, es de media hectárea, se espera llegar casi a los 500 productores en esta etapa y duplicar para la próxima cosecha.

A %d blogueros les gusta esto: