26 de septiembre de 2020

RPD Noticias

información con opinión.

Dos mil son los trabajadores suspendidos en YPF

Dos mil son los trabajadores suspendidos en YPF

YPF suspendió a dos mil trabajadores en el yacimiento de Vaca Muerta que afectan principalmente al segmento upstream. Las inversiones en 2016 caerán entre un 15 y un 25 por ciento. El gobierno de Mauricio Macri abandona la política de subsidios kirchnerista, que permitió

mantener activo al sector sin pérdida de puestos de trabajo.

La compañía petrolera estatal, en boca de su jefe financiero Daniel González, confirmó que se realizarán “recortes en exploración y producción” de hidrocarburos durante este año.

El ejecutivo confirmó a la agencia Bloomberg que YPF suspendió a dos mil trabajadores en Vaca Muerta, Neuquén, y a través de una comunicación “al mercado”, anticipó que la empresa recortará sus gastos en torno al 25 por ciento durante 2016, en tanto que los recortes en exploración y producción (“upstream”) serán del 15 por ciento.

¿Es necesario el ajuste?

YPF explora, desarrolla y extrae hidrocarburos convencionales y no convencionales. Desde que volvió a manos del Estado nacional, “la política de crecimiento ya obtuvo resultados positivos en 2014. Comparadas con 2011, la producción de gas aumentó un 25 por ciento y la de petróleo un 10 por ciento. Este crecimiento también ha generado una contribución significativa a las provincias en las que, en los últimos dos años, las regalías aumentaron 125 por ciento y se crearon nuevos puestos de trabajo”, según la propia compañía reconoce en su sitio web.

Un dato que vale la pena consignar: con el consentimiento del actual mandatario, el directorio de YPF decidió que Miguel Gallucio permanezca al frente de la empresa, al menos hasta abril, cuando la continuidad o su alejamiento sea determinado por la asamblea societaria.

A continuación, se transcribe el diagnóstico que la compañía petrolera estatal hacía respecto del segmento upstream antes de que Macri fuera electo presidente:

Exploración

YPF relanzó su actividad exploratoria en la búsqueda de nuevas reservas de petróleo y gas que contribuyan al crecimiento del país.

La estrategia de YPF contempla la realización de tres tipos de proyectos de exploración: programas de bajo a medio riesgo para descubrir nuevos yacimientos en las cuencas que ya producen; programas para delinear y poner a prueba nuevas fuentes de recursos no convencionales, y, finalmente, programas de alto riesgo y de alta recompensa para explorar nuevas fronteras, como, por ejemplo, la plataforma continental marina de la Argentina.

Explotación

El objetivo fundamental es desarrollar y producir de manera rentable las reservas, utilizando un concepto de gestión de activos, apoyado por un fuerte equipo de expertos en las disciplinas clave de las geociencias e ingeniería. Para ello, desarrollamos un profundo conocimiento y comprensión del subsuelo, buscamos la excelencia operacional y aplicamos metodologías de trabajo de vanguardia.

Loma Campana: Primer yacimiento comercial de shale en el mundo, fuera de América del Norte

YPF es la empresa líder de América latina en proyectos exploratorios y de producción en recursos no convencionales. El más importante es Vaca Muerta, en Neuquén. En esta formación geológica de 30.000 km² (12.000 km² concesionados a YPF) se encuentra Loma Campana, que en sólo dos años se convirtió en el primer yacimiento de shale en el mundo fuera de América del Norte y el segundo en producción de petróleo de la Argentina, con 40.000 BOE diarios y más de 300 pozos perforados. YPF, junto a Chevron, Petronas y Dow, planea invertir más de 25.000 millones de dólares para el desarrollo completo de los proyectos en Vaca Muerta.

Otras formaciones no convencionales

Además, se descubrió y perforó una nueva roca generadora en la cuenca del Golfo San Jorge, ubicado en Chubut y Santa Cruz. Esos pozos se encuentran en el reservorio llamado D-129, que ya comenzó a producir. También se halló petróleo no convencional en la formación Agrio, en Filo Morado, al norte de Neuquén y al sur de Mendoza. Estos hallazgos permiten ampliar el horizonte exploratorio, ratificar el poderío que tiene la Argentina en esta materia y profundizar el rol protagónico de YPF en hidrocarburos no convencionales”.

Precio del crudo: un barril que no toca fondo

El miércoles 27 de enero de este año, el matutino Página 12 publicaba un artículo firmado por Raúl Dellatorre en el que Gallucio se explayaba, ya con el nuevo gobierno en plena gestión, sobre una alternativa de hierro: “El precio del crudo nos obliga a elegir entre dos caminos: uno es dejar de producir y el otro es usar el ingenio y lograr, a través de tecnología y eficiencia, bajar nuestros costos de operaciones”.

Essa declaraciones no las hizo off the record, sino en una conferencia de prensa en Mendoza ante medios de esa provincia. La idea de Gallucio era “bajar costos sin afectar producción ni empleo”. El paso de las semanas demostró que el equipo económico de Macri no entraba en esa sintonía.

Pero hasta entonces, el CEO de YPF sostenía con énfasis la continuidad de las políticas que Néstor y Cristina Kirchner, con diferentes escenarios, aplicaron en el sector petrolero: si los precios internacionales eran tan bajos como el costo de producir crudo, se instrumentaba un precio sostén, que mantuviera tanto el ritmo de exploración, explotación y refinamiento de hidrocarburos, y el consiguiente mantenimiento de los puestos de trabajo.

Gallucio, en ese encuentro con la prensa, aseguró: “Estamos en un contexto de la industria petrolera complicado, en donde el precio del petróleo ha caído en todo el mundo”, ante el requerimiento acerca de la necesidad de YPF de reducir sus costos.

Dellatorre recordaba que la compañía British Petroleum había anunciado una semana antes “un recorte de miles de puestos de trabajo por la caída en el precio del crudo por debajo del costo de producción en el Mar del Norte”.

Galuccio, ante ese panorama, consideró otros caminos que el de bajar la producción: “Hemos más que duplicado la actividad exploratoria. En 2011 perforábamos dos pozos y ahora hacemos veinte por año en exploración. Invertíamos diez millones de dólares y hoy invertimos 70 millones por año en explotación en la provincia. Años atrás, teníamos a Mendoza como una provincia con muchísima producción para YPF, pero con un futuro comprometido porque no teníamos horizonte de reservas. Y esta inversión hoy empieza a dar sus frutos: en el período 2014/2015 por primera vez estamos creciendo en producción en Mendoza”.

La visita de Galuccio a Mendoza no fue casual. Allí anunció el descubrimiento de pozos en Malargüe (Puesto Chamán y Puesto Pampa del Payún) y en Tupungato (Mesa Verde). “Estos tres pozos vienen a demostrar que todo el esfuerzo que hemos venido haciendo en tratar de rejuvenecer los yacimientos en Mendoza empieza a tener resultados”, fue la conclusión del CEO de YPF.

Sin embargo, la situación actual es muy disímil que a mediados de 2014: el precio del barril de crudo internacional se desplomó hasta llegar a ser un cuarto entre mediados de 2014 y sus valores a marzo de 2016: de 130 dólares, el barril pasó a valer unos 30.

Precio sostén o “la mano invisible”

Las políticas del kirchnerismo frente a la dramática cuesta abajo del precio del barril de crudo fue clara y permitió que el sector no colapsara, dejando un reguero de trabajadores en la calle.

Al mismo tiempo, evitó que las contratistas o socios de YPF abandonaran los pozos y salieran en retirada, interrumpiendo el círculo virtuoso de mayor exploración, incremento de las inversiones y sostén delos niveles de explotación y extracción.

En concreto, la política petrolera del anterior gobierno aseguró a quienes extraen un precio fijo para el crudo destinado a refinación interno, eximiéndolo de esa forma de las fluctuaciones propias del mercado internacional. Ese precio fue convenido en el orden de los 60 y 70 dólares el barril, pero el ex CEO de Shell Juan José Aranguren, desde que asumió como ministro de Energía, rebajó ese precio de referencia en un 10 por ciento.

Aún así, el esquema sigue funcionando, pero el gobierno de Macri no quiere saber nada con esa política heredada, y este viernes se conocieron las primeras consecuencias, con los 2 mil trabajadores suspendidos. Las versiones que circulaban en la compañía estatal es que el equipo económico reducirá aún más el porcentaje de subsidios al precio del crudo, y tiene en estudio concesionar con ventajas extraordinarias el segmento de upstream. Nadie espera que ese sea un escenario sin nuevas suspensiones e, incluso, despidos masivos y paralización del programa de exploración y explotación.

Mundo Empresarial

Deja una respuesta

2020 © El Trillo Cooperativa de Trabajo de Comunicación e/t | Newsphere por AF themes.