12 de julio de 2020

Distanciamiento social y el «efecto Lizy», por Gabriela Granata

El equilibrio entre política, economía y salud, por Gabriela Granata

Las encuestas que mostraron una caída de imagen positiva preocuparon al Gobierno. El mensaje fue más sobrio y encontró a una ciudadanía sensibilizada por el aumento de casos y las caras conocidas que contaron sus positivos 

El mensaje del Presidente no fue en vivo sino grabado. Tampoco hubo conferencia de prensa. En las dos oportunidades anteriores fue en las respuestas donde saltaron los tonos ácidos.
Esta vez, sobrio y medido, el Gobierno puso de nuevo el piso al estándar mesurado y de equilibrio entre la emergencia sanitaria y la económica. Incluso, el Presidente evitó polemizar directamente con un artículo del diario La Nación sobre el costo económico derivado de la pandemia pero retuiteó los certeros datos del columnista de BAE Negocios, Alejandro Bercovich.
Es cierto que la pandamia está empujando los números rojos en casi toda la línea de actividad. Pero lo es también que el golpe a la economía se produce en países con cuarentenas más o menos estrictas y que Argentina viene de padecer dos años de caída de la actividad, desempleo, aumento de pobreza y un Estado que había cerrado en caja con candado las herramientas de asistencia a los sectores productivos.
El IERAL de la Fundación Mediterránea, una consultora insospechada de oficialista, lo reflejó así en el capítulo de su último informe sobre 100 días de cuarentena y la asistencia estatal en Argentina: «Al considerar una serie de indicadores que reflejan el nivel de actividad en los últimos dos años, en sectores como comercio, construcción, industria y la actividad económica en general, tanto de fuentes oficiales como de organizaciones privadas, se observa de forma muy clara el deterioro general de la economía desde marzo de 2020, luego de varios meses en que ya existían caídas en varios sectores. A finales de 2019 y comienzos de 2020, algunos sectores mostraban signos de recuperación, incluso muchos de ellos ya se ubicaban en cifras positivas en términos interanuales. Sin embargo, la irrupción de la crisis del COVID-19 tiró por la borda esos pequeños brotes verdes».
Gabriela Granata 
BAE Negocios
A %d blogueros les gusta esto: