5 de julio de 2020

«Cuando la Corte quiere tratar un asunto, lo hace»

"Cuando la Corte quiere tratar un asunto, lo hace"

CFK se hizo eco de un hilo de Twitter en el que Graciana Peñafort puso en evidencia el modo en que actúan los supremos.

En diálogo con Página/12, la directora de Asuntos Jurídicos del Senado produndizó el tema y advirtió que los legisladores van a sesionar y si alguno se enferma, los jueces «tendrán que responder incluso penalmente por lo que suceda». La directora de Asuntos Jurídicos del Senado, Graciana Peñafort, confirmó a Página/12 que «se va a sesionar».

«Lo que se está buscando es hacerlo con el menor riesgo de salud y con el mayor respaldo legal», explicó la letrada. «Necesitamos una garantía legal para haya una sesión virtual. No podemos hacerlo así y que después caiga un recurso por la inconstitucionalidad del procedimiento que se ha usado», destacó Peñafort, quien tras el dictamen del procurador Eduardo Casal contrario a que la Corte Suprema se pronuncie al respecto publicó un hilo en Twitter que este miércoles recogió Cristina Kichner.

«Cuando la Corte quiere tratar y resolver un asunto, lo hace», enfatizó la presidenta de la Cámara de Senadores.

El dictamen de Casal no sorprendió y mucho menos evitó las críticas. Por caso, la directora de Asuntos Jurídicos del Senado, Graciana Peñafort, le dedicó una serie de tuits.

De este modo, señaló que si la Corte Suprema no avala la sesión virtual de la Cámara alta, «con muchísimo riesgo se hará una sesión presencial». Además, advirtió que si algunos de los legisladores se enferma, las autoridades del máximo tribunal «tendrán que responder incluso penalmente por lo que suceda». «¿Qué pasa si tenemos que sesionar de manera presencial y viene un senador y se muere? ¿De quién es la responsabilidad? Porque nosotros avisamos que queríamos hacerlo de manera virtual», remarcó Peñafort a este diario.

A la discusión sobre si el máximo tribunal debe responder o no por la constitucionalidad de una sesión virtual, se sumó la vicepresidenta y titular de la Cámara alta, Cristina Fernández de Kirchner. «Cuando la Corte Suprema tiene la voluntad de ‘proteger y garantizar derechos’… hay caso. Claro que siempre es bueno analizar qué derechos son los que quieren proteger y garantizar», dijo en la ex mandataria en Twitter.

"Cuando la Corte quiere tratar un asunto, lo hace"

Sobre el dictamen del procurador Eduardo Casal, que señala que no es competencia de la Corte decidir si el Congreso puede funcionar de manera remota , Peñafort sostuvo que «a nadie le sorprendió esta decisión». «No actúa como procurador: es el escudo de protección que de modo interino dejó Macri para varias cuestiones, ya que protegió al fiscal Carlos Stornelli», criticó la funcionaria

«Lo que iba a decir Casal ya lo sabíamos de antes. Estamos ante una situación excepcional y esto requiere de herramienta innovadoras. Pero él se basa en la teoría conservadora de la justicia», dijo a Página/12.

Eduardo Casal fue designado procurador genera de la Nación por el Gobierno de Mauricio Macri de forma interina, sin el aval del Senado de la Nación. Esto fue luego de que la anterior gestión forzara la renuncia de la anterior jefa de los fiscales Alejandra Gils Carbó, después de una persecución mediática y judicial. Esta ex funcionaria sí tuvo la aprobación de la Cámara alta para ocupar el cargo.

«¿Por qué Casal dice que no? Porque si esta sesión virtual no está convalidada, el impuesto que se va a imponer puede ser impugnado judicialmente», cuestionó Peñafort. Así, se preguntó: «¿Cómo vamos a solventar toda la ayuda que el Estado le está dando a la sociedad si no es con el impuesto a la riqueza?».

El propio Alberto Fernández ya adelantó que su candidato a ocupar ese cargo es el juez federal Daniel Rafecas. El pliego para ser tratado en la Comisión de Acuerdos ya está en la Cámara alta. Pero el tratamiento está demorado por la pandemia de la covid-19.

Más de un tercio de los senadores superan los 60 años y forman parte del «grupo de riesgo» frente a la pandemia: 29 de los 72 senadores que integran la Cámara alta tienen más de seis décadas de edad, sin contar a la vicepresidenta, Cristina Kirchner, que tiene 67.

informe Antonio Riccobene

Página/12

A %d blogueros les gusta esto: