Conectividad, la dispar situación de las provincias argentinas

Conectividad, la dispar situación de las provincias argentinas

La pandemia puso en relieve, entre otras cosas, la importancia de tener Internet para comunicarse con los afectos, trabajar, estudiar e, incluso, acceder a beneficios del Estado. Referentes de las provincias con mejor y peor conexión cuentan cuál es su situación y los desafíos que tienen por delante.

Según el último informe de la Cámara Argentina de Internet (CABASE), correspondiente al primer semestre de este año, por cada 100 hogares, la penetración de Internet fijo es de casi 106 casas en la Ciudad de Buenos Aires, 76.31 en San Luis y 76.07 en Tierra del Fuego. Son las tres jurisdicciones con mayor conectividad. Entre los promedios más bajos se encuentran Catamarca (37,6), Chaco (37,5), Santa Cruz (36), Mendoza (33,1), San Juan (32,4) y Formosa (30,2).

Para Mariela Soledad Dolce, subsecretaría de Modernización de Chaco, la baja conectividad en la provincia se debe a la falta de proveedores, ya que “al ser municipios chicos, para las empresas no son lugares rentables». «Tenemos una conectividad del 35% pero una tasa alta de conexión 4G. En este momento con el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) Chaco trabajamos para avanzar en la conexión de la última milla, el engranaje final para poder ofrecer Internet en cada hogar”.

“Tener cobertura 4G no significa estar incluidos. Hay una gran cantidad de personas que tienen celulares y datos, pero no tienen formación para interactuar con lo digital. Con la tramitación del permiso por la cuarentena vimos que les resultaba difícil hacer trámites electrónicos. Hoy ser excluido digitalmente es no poder acceder a un beneficio de ANSES”, reflexionó Dolce.

Tu Gobierno Digital es una plataforma, siguiendo a la funcionaria, “para acceder a cualquier servicio del Estado desde la web. Hace tiempo que trabajamos con un plan de modernización y teníamos en agenda la implementación de trámites a distancia, por la pandemia lo adelantamos y ya estamos en proceso de digitalización. Tenemos como meta a diciembre de este año tener 1000 de los 1600 trámites relevados”.

El funcionamiento de las antenas se puede ver en wifi.sanluis.gov.ar, allí figuran los hogares conectados, localidad por localidad. Además, «si el servicio no te conforma, las empresas de cable ofrecen Internet sin problemas.

Muchos tienen cable y una antena para tener el servicio gratuito que da la provincia porque tiene mejor ancho de banda”, expresó la Ministra. “Nuestro sueño es llegar con fibra al hogar para asegurar que la conectividad es la máxima posible”, concluyó.

En las tierras del vino, Pablo García, sociólogo y coordinador del Centro de Investigación Social de Mendoza (CISME), alertó que “la realidad es bastante desalentadora, el acceso a Internet encontró un límite estructural en Argentina y nosotros lo notamos en los hogares de la provincia, donde solo el 40% cuenta con este servicio de forma fija. Pero esto tampoco hace a la calidad”.

Recientemente, desde el CISME publicaron informe en el que se observa que el 90% de los accesos a internet se hacen con tecnologías viejas. «Fibra óptica y Wireless ocupan solo el 10% de los accesos, que son las formas adecuadas para navegar y mandar videos, que es lo que más precisa el sistema educativo de hoy”, manifestó García.

Con una penetración de Internet fijo en hogares del 76%, la provincia más austral de la Argentina está entre las tres con mejor conectividad. “Pocas empresas proveen el servicio, tenemos un prestador local bastante grande con inversiones importantes en la provincia en cuanto a infraestructura. Hay acceso, pero la relación costo -calidad no es buena. El ser una isla lo encarece, estamos hablando de un servicio de 20 megas, cable, internet y telefonía por $ 3.500 mensuales”, aseguró Matías Calderini, secretario de Gobierno Digital y TIC de Tierra del Fuego.

Desde la gestión fueguina actual trabajan en la red de Fibra Óptica Federal, en gran parte por este panorama. «Es para llevar fibra óptica a lo largo de toda la provincia hasta la ciudad de Ushuaia, son 400 kilómetros aproximadamente. Ahora lo estamos retomando, junto con ARSAT y ENACOM, la obra está avanzada hasta el tendido de la fibra, falta contemplar la conexión a las tres ciudades, la famosa última milla”, enunció Calderini.

“Queremos que Internet sea considerado como un servicio básico más, como el agua, la luz y el gas. Por eso la idea es llevarlo a toda la provincia, empezando por algunos espacios públicos y orientado fuertemente a barrios informales y alejados que son donde los privados no hacen inversión”, ratificó el Secretario. En cuarentena, las clases siguieron a través de aulasdigitales.tdf.gob.ar, “un desarrollo propio, con servidores locales, que armaron en enero. También en ese mes, cambiaron el sistema informático y migraron a expediente digital» Según Calderini, fue «una decisión acertada para poder afrontar el aislamiento y continuar trabajando de manera transparente sin ningún problema”.

Por su parte, Juan Pablo Dusso, ministro de Modernización de Catamarca, anunció que trabajan con ENACOM y ARSAT para mejorar la conectividad. “Estamos retomando un convenio que implicaba realizar 1522 km Fibra Óptica con la consecuente obra de hacer el conexionado a casi todas las localidades de las provincias. Este es un acuerdo que firmamos en 2013 pero que en 2015 se frenó”, explicó. Con una geografía montañosa, vientos fuertes y zonas aisladas, llevar internet es un gran desafío.

En la puna catamarqueña, las autoridades provinciales se reunieron con los intendentes “para encontrar soluciones y conectar a las localidades, la idea es unirnos a la Red Federal que pasa por la Ruta 40 y la 38”, detalló Dusso. “Hoy pocas localidades cuentan con fibra óptica, que es la solución definitiva de largo plazo, ya que permite conectar a todas las comunidades de forma robusta, agregó.

ElAuditor.info

A %d blogueros les gusta esto: