20 de septiembre de 2020

RPD Noticias

información con opinión.

«Con esas cosas no se joden», por Agustina Belén Sanchez

El 25 de Octubre pasado un pibe de 13 años mató a un hombre que entró a robar a su casa. Agarró el arma del papá, y le pegó un balazo en el pecho.

Los medios de comunicación no tardaron en salir a blindar el caso amparándose en la corta edad del menor, que sin saber bien lo que hacía, y en un «acto desesperado» por defender a su familia, gatilló y asesinó a un hombre que, además de chorro, era morocho y pobre: todo lo que hay que eliminar.

La repercusión duró dos días: nada que Mirtha Legrand y una editorial fascista de La Nación no pudieran legitimar. 

Hoy, una piba de 12 años volvió con su familia después de 24 hs estando desaparecida.

Parece que todo era una travesura adolescente para ratearse del colegio. Los medios y la opinión pública ya se encargaron de todo lo demás. Que hay que darle una buena cagada a palos fue el comentario mas liviano que escuché por estas horas.

Claro que si una mujer es la protagonista de la noticia mas consumida del día la sociedad tiene el derecho natural de opinar, juzgar y construir la opinión alrededor de sus actitudes.

Es que ella, a los 12 años, ya tiene la edad suficiente como para razonar sobre lo que está bien y lo que está mal, además físicamente parece de 21, seguro se viste provocativa y ya sale a bailar con las amigas.

Los mas sensibles no tardaron en indignarse cuando Mailén apareció viva: «Con esas cosas no se jode», dicen, «¿cómo le va a hacer eso a la familia?».

Ojalá fueran tan moralmente correctos para entender que hay que dejar de joder con nosotras también.

Parece que siempre es más preocupante un capricho adolescente que una piba desaparecida. Qué gran problema social la juventud, ¿no?.

¿O el problema es ser jóven y ser mujer?

Agustina Belén Sanchez

A %d blogueros les gusta esto: