5 de marzo de 2021

Comunicación con mala fe, por Myriam Duarte

Comunicación con mala fe, por Myriam Duarte

Como parte de las artes de la comunicación en tiempos de la posverdad, hay medios que se dedican a usar una verdad para decir una mentira.

La Línea 137 es un servicio de emergencia por violencia familiar y de género. EMERGENCIA.

El 17 de octubre de 2019 se aprobó en la Legislatura Provincial la Ley que amplía las funciones de la Subsecretaría de Relaciones con la Comunidad, a las acciones necesarias para promover la prevención de las violencias, lo que como política pública, responde al objetivo de no trabajar solamente en la EMERGENCIA, ya que en todos los casos estamos hablando de violencias consumadas.

Lo dije desde el primer día cuando asumí el cargo: así como estamos hoy, necesitamos abrir más sedes de emergencia; pero eso de ninguna manera es un objetivo político. Nuestro objetivo político está relacionado con cerrar sedes de emergencia por haber podido llegar antes de los hechos, pudimos prevenir y evitar así situaciones que pueden marcar la vida de otra persona para siempre, o hasta perder la suya propia.

Como Ministerio de Gobierno, tuvimos hasta ahora la responsabilidad de intervenir en emergencias, con dispositivos de SEGURIDAD. Pero hoy por hoy tenemos el desafío enorme de proponer y llevar adelante un Plan Integral de Prevención de Violencias.

Y dado que más del 90% de los agresores son varones, no podemos pretender llevar adelante un plan de prevención enseñando a las mujeres o a las personas que no cumplen con los estándares patriarcales a defenderse o dónde pedir ayuda.

Insisto en poner como punto de partida un femicidio ocurrido en Aristóbulo del Valle el año 2019, cuyo perpetrador había pasado por todos los dispositivos punitivos del Estado, y sin embargo en día que salió de su celda, cumplió la promesa de asesinar a la mujer que consideraba de su propiedad. Si lo tremendo de este caso no ayuda a ver la necesidad imperiosa que tenemos de trabajar con los varones con conductas violentas, es porque hay una negación plena a ver la realidad.

Y ni hablar de la irresponsabilidad profesional de deslegitimar un área de trabajo, por propuestas planteadas para otras áreas.

Para concluir es importante remarcar que la línea no propone nada. La Línea 137, el Programa de las víctimas contra las violencias, acompaña, asesora y acude en casos de emergencia por violencia.

La Subsecretaria de Relaciones con la Comunidad y Prevención de Violencias, propone un Plan Integral de Prevención que también incluye a los agresores.

Myriam Duarte

Subsecretaria de Relaciones con la Comunidad y Prevención de Violencias

A %d blogueros les gusta esto: