1 de octubre de 2020

RPD Noticias

información con opinión.

Cambia ¿todo cambia?, por Marcelo Telez

Cambia ¿todo cambia?, por Marcelo Telez

Nuestro país no cambió tanto en el último triestre. Cambió sí el gobierno nacional, algunos provinciales y municipales también. Por consiguiente cambió la política, la economía, las relaciones internacionales, los precios; pero no así los que ganan siempre y los que no ganan nunca. 

Pero lo que no cambio, lo que se mantiene intacto, es la base que constituye ese 51 y 49 en los que el 22 de noviembre del año pasado se dividió la Argentina.

Por eso y para sostener esa fotografía del ballotage fue necesario el mismísimo 10 de diciembre, una vez que tenía la lapicera con la tinta cargada, Mauricio )más Macri que nunca) firmó los primeros Decretos de Necesidad y Urgencia para empezar a pagar sus deudas.

Una de las más importantes estaba relacionada con quienes se encargaron de blindar su imagen a punto de hacerlo inoxidable cual IronMan (no Iron Moutain adonde debe aún dar muchas respuestas) rioplatense.

Tenía que ejecutar de un solo tiro y con una bala de plata al AFSCA y a la AFTIC, pero no por ser entes prerevolucionarios que hubieran revertido el fiel de la balanza a favor de las mayorías populares, sino porque administrativamente no podía quedar en pie nada que haya sido gestado desde abajo y a lo largo y ancho del país como lo fue la Ley N° 26522 de Servicios de Comunicación Audiovisual que osara poner en duda el buen nombre y honor de Clarín y sus socios y secuaces.

Publicaron el DNU 13/2015 el sábado 12 de diciembre en el Boletín Oficial disponiendo la creación de 20 ministerios, más la Jefatura de Gabinete. Componente central del mismo era la creación del Ministerio de Comunicaciones por “la creciente complejidad, volumen y diversidad de tareas relativas al desarrollo de las comunicaciones y su regulación”, y por eso y para eso “una mayor coordinación entre las áreas intervinientes” ubicaba dentro de su órbita los organismos descentralizados Afsca y Aftic, que dependían de la Presidencia de la Nación.

Concentrar es la Tarea

No es trabajo fácil minimizar, por ejemplo, hechos como la declaración jurada patrimonial personal de Mauricio del 2015. 

Macri declaró bajo juramento tener un patrimonio de 52 millones de pesos, con un crecimiento en el año anterior del 26%, ¿tan mal funcionó la economía nacional para que en un año Macri aumentara en un cuarto su fortuna?.

Y eso no es todo, de ese total de 52 palos, 17,9 millones de pesos se encontraban depositados en dólares fuera de Argentina, y como si esto fuera poco, decía mi amigo vendiendo en Plaza Once, también juró haberle prestado dieciocho palos y medio a su amigo, exsocio, empresario de la construcción y vicepresidente del PRO Nicolás Caputo.

¿Vos lo leiste?, ¿lo escuchaste?, ¿le prestaste atención?, lo importante (para ellos) es que pasó de largo. Sino ¿cómo se sostiene el discurso de la pesada herencia recibida cuando ganaste en uno de los peores años de la economía argentina más de 10.000.000 pesos?

Para eso sirven los reportahomenajes que le hacen a Mauricio esos periodistas serios y creíbles como Luis Majul, porque es de interés nacional saber cuando cortó los dientes Antonia o cuál es la dieta de Balcarce.

Y en ese ir y venir de pequeñas y grandes revanchas pasaron ya casi los famosos 100 días que todo gobierno nuevo tiene de changüi, pero ante las republicanas denuncias sobre que el kirchnerismo no deja gobernar a Mauricio vale bien la pena recordar que desde el 11 de marzo del 2008 y con sólo 90 días de gobierno la ex presidenta Cristina Fernández y la Argentina en su conjunto, sufrieron el paro de las patronales del «Campo» durante 129 días hasta el 18 de julio del mismo año. Sumado esto al paro de los empresarios transportistas con bloqueo de rutas, que agravó la situación y el abastecimiento de muchas ciudades en todo el país.

Pero claro, no es lo mismo si desde un gobierno se ataca (así decían los titulares de diarios y zócalos televisivos) a los que desde el campo hicieron grande la Patria, que si después otro gobierno se libera de los ñoquis empleados públicos responsables casi de las siete plagas de Egipto para así reducir la inflación…

¿Todo cambia?

Parecería que sí, sobretodo si se trata de legisladores nacionales que tuvieron enormes resposanilidades ejecutivas y fueron halagados y elogiados por el anterior gobierno.

No es Bossio el único ejemplo del que hablar, ese es el más resonante y reciente pero hubo otros, varios, y en muchos lugares de nuestra geografía nacional y misionerista también.

Sino ¿cómo se explica que en Posadas en la primera vuelta ganara Scioli y la alianza de Renovación y el FpV y en la segunda vuelta ganó Mauricio?.

Y no sólo la capital misionera tuvo ese voto veleta, sucedió en Oberá y otras ciudades también y como que aquí no ha pasado nada.

Sólo hay que sacar cuentas en las diferencias de votos entre la primera y segunda vuelta ya que varios de esos candidatos que no llegaron a la intendencia de su pueblo parecía que estaban de vacaciones…

Y hoy eso cuesta, y cuesta mucho; entre otras cosas cuesta la extorsión a la que se ve sometida nuestra provincia, como lo son también aquellas que sin el aporte nacional no llegan a pagar los sueldos estatales, en una jornada como la de este 15/16 de marzo donde nuestro país volverá a entrar en el círculo vicioso del endeudamiento y la timba financiera internacional que llevó al desastre del 2001.

Y volvemos a preguntarnos ¿se vió el «Cambio» en estos meses?, ¿entendieron los argentinos que será enterrarse hasta el cuello para pagarle a los buitres usureros?, ¿es un problema de falta de información o falta de interés?

¿O será que como método de disciplinamiento la desocupación ,que ya se está viviendo, es altamente efectiva?

Las cartas están echadas

Esta nota la escribo antes de la votación de los diputados sobre la derogación de las leyes que exige Paul Singer y Thomas Griessa, que por otra parte no se a ciencia cierta si estaban en alguna lista de las que votó ese 51 % del que hablábamos antes.

La votación seguramente saldrá favorable para los que son especialistas en hacernos mierda y que tienen la hipocresía a flor de piel como la chaqueña arrepentida y diputada nacional (3 mandatos por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires) más conocida como Elisa Carrió.

Entre los argumentos de ciencia ficción que plantean algunos diputados sobresale el de Diego Mestre (Cambiemos/UCR Córdoba) quien cita a San Martín con el objeto de justificar la emisión de deuda; ¿Quién le enseñó historia a ese legislador cuando San Martín era enemigo mortal de Rivadavia, el primer endeudador serial de la Argentina?.

Lo más difícil está por delante, entre otras cosas habrá que encontrar la manera de reconstruir la unidad de aquellos que son los que más van a sufrir las consecuencias de la economía que se viene. Acá no habrá daños colaterales, la decisión estaba tomada y es muy clara en cuanto a quien beneficiar y perjudicar.

Poder bajar a la tierra, entender y reconocer que todavía faltaba mucho por construir y «empoderar» para que, por ejemplo, hoy las masas rodearan el Congreso y fueran, aunque sea la mitad de los que fueron a despedir a Cristina el 9 de diciembre, será parte del camino para recorrer en los tiempos que se vienen.

Marcelo Telez

Deja una respuesta

2020 © El Trillo Cooperativa de Trabajo de Comunicación e/t | Newsphere por AF themes.