Ucrania urge a Occidente a enviarle más armas y a «dejar de temblar» ante Putin

Ucrania reclamó hoy más armas para resistir a la invasión rusa y urgió a sus aliados a «dejar de temblar» ante el presidente ruso, Vladimir Putin, en la víspera de una reunión clave de la OTAN sobre la ayuda a Kiev.

Los ministros de Defensa y de Exteriores de Ucrania, Oleksii Reznikov y Dmytro Kuleba, instaron a «reforzar de forma considerable» las entregas de armas, incluyendo tanques Leopard, de fabricación alemana, con el argumento de que Rusia tiene una ventaja cuantitativa en términos de tropas, armas y equipamiento, un pedido al que se sumó el expresidente Petro Poroshenko .

Rusia, por su parte, advirtió del riesgo de una escalada «peligrosa» si Ucrania recibe armas de largo alcance, capaces de atacar su territorio.

Ese cruce de declaraciones se produce la víspera de un encuentro de los ministros de Defensa y altos funcionarios militares del Grupo de Contacto de la OTAN sobre Ucrania, integrado por 52 países y liderado por Estados Unidos, en la ciudad alemana de Ramstein.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, anticipó que esta reunión será la ocasión para confirmar más apoyo militar a Ucrania, con «armamento pesado y moderno» en pleno recrudecimiento de los combates con el Ejército ruso en el este del país.

«Esta es una lucha por nuestros valores, es una lucha por la democracia y solo tenemos que demostrar que la democracia vence a la tiranía y la opresión», afirmó y agregó que es «extremadamente importante» que Putin no gane la guerra en Ucrania «porque será una tragedia para todos».

En paralelo, durante una visita a Kiev, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, expresó su convencimiento de que Ucrania recibirá los tanques que reclama.

«Oímos el mensaje. Ustedes tienen necesidad de más sistemas de defensa antiaérea y de artillería y de más municiones» y en consecuencia «debe haber entregas de tanques», tuiteó Michel.

«Somos conscientes de que las próximas semanas podrán ser decisivas» para la evolución de la guerra, agregó el presidente del Consejo, que representa a los 27 países de la Unión Europea (UE).

A medida que aumenta la presión sobre Alemania, que se mostró reticente a enviar tanques Leopard, el Reino Unido prometió 14 tanques Challenger 2 y 600 misiles adicionales del tipo Brimstone, Dinamarca informó que entregará 19 cañones de largo alcance Caesar y Suecia anunció el envío de cañones de largo alcance Archer.

«Es el momento de dejar de temblar ante Putin», tuiteó el consejero de la Presidencia ucraniana, Mijailo Podoliak.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, criticó las vacilaciones de Alemania, que según informes de prensa estaría dispuesto a entregar sus Leopard si Estados Unidos envía sus poderosos blindados Abrams.

«Hay momentos en los que no se debería dudar o compararse», declaró Zelenski en una alocución por videoconferencia ante el Foro Económico Mundial de Davos, en Suiza.

El mandatario agradeció a los países que anunciaron el envío de armamento, pero lamentó que «no son suficientes para lograr los objetivos a nivel operacional» de las fuerzas ucranianas, por lo que pidió a Canadá, Dinamarca, Finlandia, Alemania, Grecia, Países Bajos, Polonia, Noruega y España que entreguen sus tanques Leopard.

«Serán utilizados de forma responsable y exclusivamente para proteger la integridad territorial de Ucrania en el marco de las fronteras reconocidas a nivel internacional», aseguró Zelenski, informó la agencia de noticias Europa Press.

Las autoridades ucranianas también reclaman misiles de un alcance mayor a los 100 kilómetros para poder golpear la cadena logística de los rusos y específicamente sus depósitos de municiones.

Pero los países occidentales temen, pese a las promesas de Ucrania, una escalada si esas armas golpean territorio ruso y las bases de la península de Crimea, anexada por Rusia en 2014.

El vocero de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, afirmó que poner en manos de Ucrania semejante poder de fuego «es potencialmente muy peligroso» y llevaría al conflicto hasta «un nuevo nivel que, por supuesto, no augura nada bueno para la seguridad europea».

Por su parte, el expresidente ruso Dmitri Medvedev advirtió a la OTAN que si sigue enviando armamento pesado a Ucrania podría desencadenar una «guerra nuclear».

«Los grandes jefes militares abordarán mañana en la base Ramstein de la OTAN su nueva táctica y estrategia, así como el envío de un nuevo lote de armas pesadas y armamento de ataque», expresó Medvedev, actual vicepresidente del Consejo de Seguridad de Rusia.

La reunión será «inmediatamente después del foro de Davos, donde juerguistas políticos repetían como un mantra: ‘Rusia debe perder para alcanzar la paz’. Y a ninguno de esos personajes patéticos le vino a la cabeza la conclusión elemental de que la pérdida de una potencia nuclear en una contienda convencional puede provocar una guerra nuclear», agregó el político ruso en un mensaje a través de Telegram.

En tanto, en el frente, las fuerzas rusas, con el apoyo del grupo paramilitar Wagner, intensifican sus esfuerzos para tomar Bajmut, en la región oriental de Donetsk, escenario desde hace meses de una encarnizada batalla.

En los últimos 15 días, las tropas rusas ganaron un poco de terreno y conquistaron la localidad vecina de Soledar, devastada por los bombardeos.

Rusia anunció además que lanzó una «ofensiva local» en el frente sur, cerca de la ciudad de Orejiv, sector que se mantenía casi sin movimientos desde que los rusos se retiraron de la ciudad de Jerson en noviembre.

En los últimos meses, gracias al armamento occidental, Ucrania infligió una serie de reveses a las fuerzas rusas, logrando retomar territorios importantes en el noreste y el sur del país.

En Davos, Zelenski se refirió a la caída de un helicóptero el miércoles en las afueras de Kiev, en la cual perdieron la vida el ministro del Interior, Denis Monastirski, y otras 13 personas.

Preguntado si se trataba de un accidente, el mandatario ucraniano afirmó que en la investigación se barajaban «varias teorías», pero que no estaba autorizado a hablar de ellas.

 

Télam

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *