29 de September de 2021

Argentina reflota el proyecto Vaca Muerta-Brasil y existe interés en inversores de China

El embajador argentino en China, Sabino Vaca Narvaja, destacó los proyectos de infraestructura en los cuales está interesado en participar el país asiático. Cooperación sanitaria, intercambio comercial, exportaciones con valor agregado y financiamiento en infraestructura son los ejes del vínculo bilateral.

El Gobierno de Argentina reflotó el proyecto del gasoducto Vaca Muerta-Brasil en el que trabajan la petrolera estatal YPF, la Secretaría de Energía y el Enargas y que concita el interés de inversores de China, según destacó el embajador argentino en ese país, Sabino Vaca Narvaja.

«YPF, la Secretaría de Energía y ENARGAS están trabajando en el proyecto del gasoducto Vaca Muerta-Brasil en el que están interesados en invertir empresas chinas del sector. El proyecto busca acceder a nuevos mercados para exportar el potencial del shale-gas y además optimizar el sistema de transporte», señaló.

En una entrevista con la Agencia Télam, el diplomático remarcó que se está estionando el proyecto de la IV central nuclear con tecnología Hualong, una de las mas avanzadas del mundo. «Esta obra nos permite continuar diversificando la matriz de generación de energía y generaría alrededor 7 mil puestos de trabajos en forma directa.

También nos consolida como un actor de referencia en la región en materia nuclear, continuando con los lineamientos estratégicos en este sector». remarcó.

Agregó que China «es nuestro principal financista, con presencia de bancos como el ICBC, CDB, EximBank, Bank of China y, más reciente, el ingreso de Argentina al Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (BAII). Además, es nuestro principal inversor en obras ferroviarias, como el Belgrano Cargas y el Roca, o las represas del sur, la principal inversión hidroeléctrica en la región. China es nuestro segundo socio comercial, mantenemos un intercambio comercial, con alrededor de 16 mil millones de dólares con un déficit comercial que fluctúa entre los 5.000 y 6.000 millones de dólares».

Alberto Fernández y el viaje a China

Vaca Narvaja, aseguró que la buena sintonía entre el presidente Alberto Fernández y su colega chino, Xi Jinping, marcó «una cooperación sin precedentes» entre ambos países, algo que juzgó «fue clave para mantener la robustez de nuestro sistema sanitario», con la llegada al país de cerca de 1.500 toneladas de insumos médicos provenientes del gigante asiático desde el inicio de la pandemia, además de la provisión hasta el momento de un millón de dosis de la vacuna Sinopharm.

«Va a ser fundamental para concretar varios proyectos en los que vienen trabajando la mayoría de los ministerios: infraestructura, exportaciones, cooperación en ciencia y tecnología, hidrocarburos, viviendas, turismo, intercambios educativos, promoción cultural. Además, el Gobierno estudia la incorporación de la Argentina a la Iniciativa de la Franja y la Ruta, instancia a la cual se ingresa de forma bilateral. Es un ambicioso plan de infraestructura lanzado por Xi Jinping en el año 2013: en el 2017 se incorpora Latinoamérica como extensión de la ruta marítima de la seda en el siglo XXI. La incorporación de Argentina podría abrirle nuevas fuentes de financiamiento».

Vacunas Sinopharm

«La negociación esté permanentemente abierta y el Ministerio de Salud está coordinando para aumentar la provisión de vacunas en función de la capacidad de producción de las plantas. La vacuna de Sinopharm ha sido aprobada para su uso de emergencia en 36 países y regiones y se han aplicado más de 44 millones de dosis dentro y fuera de China», destacó.

Agregó que «los indicadores de seguridad y eficacia han superado los requisitos de los estándares de autorización de OMS. Al igual que pasó con los insumos médicos, es probable que China se convierta en uno de los proveedores de vacunas más importantes del mundo: tiene 16 vacunas desarrollándose en Fase II y cuenta con 4 vacunas que ya terminaron Fase III, entre ellas está la de Sinopharm».

El diplomático remarcó que «fue central el rol del embajador chino Zou Xiaoli, como el de la Cancillería china, porque dejaron una guardia especial en la festividad más importante, el año nuevo vinculado al calendario lunar. El trámite de autorización de exportación se realizó en tiempo récord».

BAE Negocios