21 de enero de 2021

Apoyo al sector productivo de la industria cárnica

Apoyo al sector productivo de la industria cárnica
A través del programa Mejoras de la productividad, el INTI asiste a plantas frigoríficas de la provincia de Corrientes, con el objetivo de generar rentabilidad en una actividad que en su mayoría depende de la inversión de cada municipio.

Esta oferta tecnológica apunta a fortalecer las cadenas de valor del sector cárnico y aplica, entre otras herramientas, tecnologías de gestión para ayudar a mejorar la productividad desde una mirada empresarial.
En tal sentido, en Corrientes existen plantas de faena consumera, que no tienen tránsito provincial, creadas a los efectos de comercializar la carne dentro de cada localidad. En este contexto, los especialistas del INTI trabajan la posibilidad de desarrollar unidades de negocio para plantas frigoríficas que en su mayoría dependen de los municipios y están destinadas a la faena de especies pequeñas y orientadas a fortalecer la comercialización del pequeño productor local. Esto se suma a la transferencia tecnológica que realizó el Instituto en el diseño de una planta de faena móvil.
Al respecto, Iván Churruhuarín, especialista de la Unidad de Extensión del INTI en Goya, explicó: «El servicio que brindamos lo realizamos desde INTI-Corrientes dentro y fuera de la provincia. Estamos asistiendo a los municipios de Goya, Corrientes, Riachuelo, Gobernador Martínez, Bella Vista, Saladas, Santa Rosa, Caa Catí y San Pedro. Trabajamos en todo lo relativo a Buenas Prácticas de Manufactura (BPM) y les planteamos la posibilidad de armar un plan de negocio».
Estas plantas están, en su mayoría, en manos de los municipios que no las ven como una unidad rentable ni utilidad producto de la actividad.
«Nosotros desde el INTI tratamos de mejorar el servicio que se presta y luego armar una propuesta que genere utilidades con la finalidad de reinvertir para mejoras de la parte edilicia o adquisición de maquinarias, entre otros objetivos», resaltó Churruhuarín.
El proyecto es parte del programa Mejoras de la productividad y está enfocado específicamente en el rubro frigorífico de especies bovinas y porcinas. Por esa razón, estas asistencias también se han trasladado al exterior de la provincia y se han realizado incluso en localidades de Entre Ríos y Chaco.
“El trabajo se puede realizar a gran escala también, pero está apuntado a resolver una necesidad inmediata que involucra a pequeñas plantas frigoríficas hoy en manos de los municipios o de un privado que recién arranca con la actividad», destacó el técnico de INTI-Goya.
En Corrientes, esas plantas utilizan como materia prima las especies que se encuentran en un radio aproximado de 200 kilómetros. Esta política provoca un efecto derrame en la compra de la hacienda en pie y, así, beneficia a los productores locales y resuelve los problemas de logística que puedan surgir en el traslado desde distancias más grandes.
«La misma carne se comercializa dentro de la ciudad y esto ayuda al fortalecimiento de la microrregión, dado que evita el ingreso de carne de otras provincias. Hay volumen de consumo, pero nosotros apuntamos a incrementar el volumen de producción», concluyó el especialista del INTI.
Según el informe productivo provincial realizado por el ministerio de Hacienda de la Nación, la ganadería bovina y porcina de Corrientes se concentra en los departamentos de Curuzú Cuatiá y Mercedes —26 por ciento en total—, seguidos por el departamento de Goya, con el ocho por ciento del stock. Por su parte, el departamento de Corrientes Capital concentra casi la mitad de la faena provincial.
Asimismo, entre el 30 y 35 por ciento de la carne que se consume en las provincias de NEA y NOA, está producida por plantas de la región, mientras que el otro 65 proviene de otras provincias. Por ello, se busca sustituir el consumo de la producción extra regional por el de la elaboración local, y de este modo fortalecer al sector para lograr un producto comercialmente competitivo y sustentable.

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: