21 de enero de 2021

Alberto y Cristina, tan lejos, tan cerca, por Gabriela Granata

El equilibrio entre política, economía y salud, por Gabriela Granata

El presidente Alberto Fernández respaldó la posición de los senadores, que alentó Cristina, y los cambios en la metodología para elegir procurador que está impulsando Oscar Parrilli, uno de los legisladores más cercano a la vicepresidenta.

El encuentro de presidentes del G20 vía remota fue destinado a temas internacionales aunque con dos patas con lectura local.

Allí, el mandatario argentino habló de la desigualdad y de la concentración de la riqueza, a horas de que el Senado inicie el camino para la sanción completa del Aporte de las Grandes Fortunas que llevaría a casi 10.000 altísimos empresarios a realizar una contribución por única vez para paliar los efectos de la crisis económica derivada de la pandemia. Ni el aliento de la proximidad de la vacuna alentó a los más ricos de la Argentina a tender un puente.

El Procurador y el rol del FMI

Uno de los puntos en discusión parlamentaria es el cambio en la mayoría que se necesita para elegir Procurador General de la Nación.

Los senadores más cercanos a Cristina Fernández impulsan la modificación para que la mayoría deje de ser de dos tercios de los presentes.»Hace más de 15 años que no tenemos un defensor del pueblo porque se necesitan dos tercios del Senado para nombrarlo, eso es constitucional, pero lo del Procurador no. Tenemos que hacer más fácil el trámite de la designación de funcionarios en determinadas instituciones», sostuvo Fernández en diálogo con Radio 10.

Otro tema. Una semana atrás, una extensa y crítica carta del bloque de senadores del Frente de Todos, en el que Cristina Fernández tiene marcada influencia, hizo un repaso sobre el comportamiento del Fondo Monetario Internacional en la inédita decisión de generar un préstamo milmillonario al Gobierno de Mauricio Macri, y pidió admisión de culpas por la falta de pago. Lejos de desautorizar esa misiva, el presidente reforzó.

Dijo que el FMI «es corresponsable» de la crisis económica que se produjo en la Argentina en la administración de Macri, «Les recomendé que los últimos 11.000 millones de dólares que iban a darle al Gobierno de Macri no se lo dieran porque se iban a fugar. Y eso ocurrió. El dinero que recibió el gobierno de Macri solo tuvo el propósito de permitir la salida de capitales especulativos que estaban en la Argentina», criticó el Presidente.

La misión del Fondo, encabezada por Julie Kozack y Luis Cubeddu, acaba de abandonar Argentina y el Gobierno no disimula que la expectativa se estrechó.
De hecho, el representante argentino ante el FMI, Sergio Chodos, quien alentó primero un desembolso que dé oxígeno a las reservas y luego un rápido entendimiento, ahora dice que es posible que haya que esperar al año que viene, luego de que se revisen los recortes previsto . No sólo el económico, el ajuste político también esta en marcha.
Gabriela Granata
BAE Negocios
A %d blogueros les gusta esto: