19 de September de 2021

¡Acabemos con tanta dulzura!, por Juan José Salinas

Ya está claro que las fotos fueron publicadas por una ex novia gorila del silente vocero oficial del gobierno, pero hay otras cosas.

Me dice una fuente acaso machirula que “el jefe de la Casa Militar designado por Macri como segundo responsable y su segundo, el jefe de Informática también designado por Macri, fueron promovidos por nuestro gobierno como jefes de ambas áreas. Son cargos de altísima sensibilidad que es de manual nunca hay que dejar en manos de quienes respondían a tus enemigos.

Solo gentes light, posmodernos, líquidos y amantes de lo neutro, insípido y políticamente correcto conforme al catecismo actual de la izquierda a la violeta y el progresismo sin calle puede ignorar aquellos datos.

Quien solicitó el acceso a la información pública para saber quienes entraron a la residencia de Olivos fue un claro activista de Cambiemos de Villa Ballester, partido de San Martín, a la vez periodista zonal de Clarín Zonal e influencer en redes sociales.

El mismo que organizó marcha a favor de Macri, una de ellas el 24 de agosto de 2019. El creador de los hashtags #24AYoVoy, #24AVamosTodos y #24AenTodoElPais para que Mauricio Macri vaya a Casa Rosada y salude a todos los manifestantes ese día desde el mismísimo balcón de Perón, con el apoyo de su mujer, Juliana Awada.

Pero lo peor, lo siniestro es que el tipo trabajó para Lilian Tintori, la mujer de Leopoldo López y para la fantasmal embajadora del gobierno de mentirijillas de Juan Guaidó en Argentina, Elisa Trotta Gamus, lo que pone en evidencia que sus vínculos van más allá, más al norte, que los de un simple gorila cambiemita.

Es a alguien con semejantes vínculos con los escuálidos venezolanos y los gusanos de Miami (la banda de Ted Cruz y Marcos Rubio; su caverna trumpiana) que se le dio la información pública que pidió sin reparar en quien era, ni estar prevenidos de para qué podría utilizarse.

Mientras hubo quienes en Olivos y la Rosada propusieron investigar a un peluquero, o a un chino, se ríen de tanto desatino hasta los cursantes de primer año de la Escuela de Inteligencia de la actual AFI kirchnerista; se ríen de sus pretendidos objetivos estratégicos para la Defensa y la Seguridad de la Nación: inclusivos, no binarios, deconstruidos de todo mandato patriarcal y preocupados por cumplir la cuota trans..

Digo yo, ¿Creemos que Patricia Bullrich y sus secuaces jugaran limpio? ¿Tenemos hipótesis de conflicto o no? Porque si no las tenemos, las Fuerzas Armadas están al cuete y habría que disolverlas.

Ahora, si las tenemos (como las tiene cualquier país que tiene parte de su territorio ocupado por una potencia extranjera) todo debería ordenarse teniendo en cuenta este “pequeño detalle”.

Y teniendo en cuenta también que el aparato del Estado está infestado de enemigos del propio Estado, que los cambiemitas han dejado como quintacolumnistas con excelentes sueldos y casi con una vincha amarillo fosforescente en la frente, en la AFIP, la Aduana y el INdEC, entre otras reparticiones.

Casal y Stornelli siguen en funciones, y Milagro Sala y Luis D’Elía presos.

Acabemos con tanta dulzura.

Juan José Salinas

Pájaro Rojo