A partir de una decisión del ejecutivo desaparecerá Vialidad Nacional

El decreto 794/2017 anuncia la creación de Corredores Viales S.A. a cargo de la cartera de Transporte, y Vialidad Nacional. La entrada de la patria contratista al organismo. Principales puntos.

El día del Trabajador Vial, como si se tratara de una broma de mal gusto, se publicó en el Boletín Oficial el decreto 794/2017. Una sociedad, Corredores Viales S.A. asumirá las funciones de Vialidad Nacional y estará compuesta por un 51 % de capital accionario por el Ministerio de Transporte, por el 49 % por la Dirección Nacional de Vialidad.

Presentamos las principales claves del decreto que subasta Vialidad Nacional a la patria contratista:

El artículo 1° dispone que Corredores Viales S.A. tendrá por objeto «la construcción, mejora, reparación, conservación, promoción, ampliación, remodelación, mantenimiento, operación, financiación, administración, explotación y prestación de servicios al usuario, en trazas, rutas, autopistas, accesos, corredores y cualquier otra red vial de jurisdicción nacional; y el ejercicio de los derechos y el cumplimiento de las obligaciones resultantes de toda concesión con cobro de peaje que se le confiera». Se trata de las mismas tareas que hoy realiza Vialidad Nacional, la diferencia es que ahora se abre la puerta a socios privados. Como denunciaron los propios trabajadores de Vialidad Nacional se trata de una «privatización encubierta».

Los trabajadores viales de Mendoza realizaron una presentación donde advierten que en los considerandos y el articulado del decreto hay un conflicto de normas «que podrían afectar su constitucionalidad, por cuando éste no puede ser contrario o ir más allá de una norma jurídica jerárquicamente superior, como lo es el decreto ley 505/58. Se trata de la norma de «Creación de la Dirección Nacional de Vialidad».

El capital social de la compañía será de $ 200.000. Dietrich, el ministro de Transporte, subvaluó los activos del organismo. Los directores de la sociedad estarán en sus cargos por tres años, podrán ser reelectos indefinidamente y serán ellos los que establezcan sus remuneraciones. Al tratarse de una empresa, el único límite que tendrán los ejecutivos será del 25 % de las ganancias corporativas, según difundió el sitio El Destape.

En los considerando la norma afirma que «en caso que el interés público lo requiera, podrán participar de la sociedad personas de carácter privado a través de los procedimientos de selección correspondientes». Esto significa que el porcentaje de acciones actual (Ministerio de Transporte y Vialidad Nacional) puede variar y las empresas pueden ingresar a la asociación. No se mencionan límites de ingreso ni el porcentaje estatal que se mantendrá.

El artículo 4º establece que no se aplicarán a la nueva sociedad las disposiciones de la Ley Nacional de Procedimientos Administrativos Nº 19.549, del Régimen de Contrataciones de la Administración Nacional (decreto 1023), de la Ley de Obras Públicas Nº 13.064, «ni las normas o principios de derecho administrativo». Es decir que los empresarios podrán sortear las licitaciones y que los trámites serán más rápidos. Pero si con las licitaciones se favorecieron a los familiares y amigos, ahora cómo será la selección de las empresas beneficiarias. ¿Serán los amigos del presidente como Nicky Caputo?

El artículo 5º dispone que Corredores Viales “mantendrá con su personal una vinculación laboral de Derecho Privado». Es decir, que los trabajadores perderían sus beneficios actuales para pasar bajo la órbita de un convenio privado, con una jornada laboral más larga, otros salarios. Guillermo Dietrich es un gran defensor de la flexibilización laboral, así ya autorizó el ingreso de las empresas low cost en Argentina, a pesar de las denuncias de los trabajadores aeronáuticos de las condiciones de trabajo de esas empresas. ¿Por qué ahora el ministro defenderá las condiciones laborales de los trabajadores viales?

El artículo 8° también hace referencia al personal que trabaja en Vialidad Nacional. “Facúltase a la Dirección Nacional de Vialidad, para que en conjunto con el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social establezcan con las organizaciones gremiales representativas de los trabajadores, en caso de corresponder, la transferencia de los mismos a la sociedad concesionaria”. Las empresas privadas no sólo usufructuarán las ventajas de Vialidad Nacional, sino también se quedarán con sus trabajadores. ¿Quién asegura que mantendrán la misma dotación? Argentina ya pasó por privatizaciones donde miles fueron despedidos, con la excusa de tener una empresa más eficiente.

Comunicado de los Trabajadores de la DNV – Dirección de Vialidad Nacional

Un organismo emblemático, necesario e imprescindible para poder aplicar el proyecto de desarrollo vial nacional que la Argentina necesita.

Ante la decisión antidemocrática, inconsulta, y por Decreto 794/17 del Gobierno Nacional, creando una empresa denominada ”Corredores Viales S.A.” transfiriendo funciones y misiones que cumple actualmente la Dirección Nacional de Vialidad (DNV), la Asociación Gremial de Profesionales y Personal Superior de Vialidad Nacional (AGPyPSVN) y el Comité Nacional de Defensa del Usuario Vial (CONADUV), convocan a una conferencia de prensa a llevarse a cabo en la sede del Centro Argentino de Ingenieros Agrónomos (CADIA), integrante del CONADUV, ubicada en Tte. Gral. Juan D. Perón 725 – Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 2do piso, el día miércoles 1° de noviembre de 2017, a las 11.00 horas.

Reemplazar a la “Dirección Nacional de Vialidad” (DNV) por “Corredores Viales S.A.” implica la posibilidad de terminar definitivamente con las acciones, competencias y controles ineludibles de un organismo del Estado Nacional que evidentemente perturba los negocios e intereses de la “patria contratista”, los amigos del poder, y molesta el accionar de las empresas que conforman el selecto y nefasto “club de peaje”.

De concretarse este atropello, las rutas, autopistas, autovías y obras viales, y en definitiva toda la red vial nacional, pasarán a ser instrumentos de negocios particulares de unas pocas empresas privilegiadas y engranajes de un círculo vicioso de hiper endeudamiento externo y fuga de capitales. Una hipoteca a largo plazo que hoy pocos pueden advertir, pero que mañana las próximas generaciones de argentinos deberán con mucho esfuerzo hacerse cargo de estos multimillonarios pasivos en moneda extranjera contraídos con total irresponsabilidad a través de estos mecanismos.

El Gobierno Nacional se adueña del Estado y de sus bienes, convirtiendo a los organismos nacionales en empresas privadas al servicio de unos pocos, mientras obliga a sus empleados a salir de la órbita estatal, perdiendo derechos. La DNV deja de operar bajo la órbita del Estado Nacional para pasar a ser una “S. A.” bajo las reglas de la Ley de Sociedades, sin licitaciones públicas ni reclamos por vías administrativas, y fuera de los controles propios de cualquier ente estatal.

SOSTENEMOS

Que los caminos son de dominio público, pagados con creces con nuestros impuestos, y no propiedad de un gobernante o funcionario público. Antes de tomar este tipo de resolución, se debería haber convocado al Personal de la Dirección Nacional de Vialidad (DNV) y a las entidades de usuarios viales directos e indirectos y pudiendo participar en la toma de decisiones que deben darse en defensa del interés general.

REITERAMOS

Implementar un serio Proyecto Vial, libre de peaje, que contemple a toda la red caminera del País, a través de la reasignación efectiva de los fondos que se recaudan del Impuesto a los Combustibles, y rejerarquizar definitivamente a la Dirección Nacional de Vialidad (DNV), para que sea el Organismo Rector y Ejecutor de toda la política vial de la Argentina.

La Izquierda Diario

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: