Empleados legislativos participaron de una charla sobre prevención del cáncer de próstata

Por ley, noviembre fue instituido como mes de Acción para la salud del hombre y de concientización, prevención, y detección precoz del cáncer de próstata.

En ese contexto los Poderes del Estado desarrollan la campaña denominada Noviembre Azul. La iniciativa incluye actividades de concientización respecto a la adopción de hábitos de vida saludables y la importancia de la utilización de los servicios de salud, a través de cursos, talleres y charlas informativas.

La apertura del encuentro estuvo a cargo del diputado provincial y presidente del bloque de diputados renovadores Martín Cesino y del presidente del Instituto de Previsión Social, Lisandro Benmaor. Acompañaron los urólogos Jorge Martignoni y Francisco Galeano, quienes estuvieron a cargo de la capacitación.

Participaron las secretarias legislativas a cargo del Centro del Conocimiento Parlamentario y de la Unidad de Gestión en TIC, Patricia López y Soledad Basualdo, respectivamente; las diputadas provinciales Sonia Rojas Decut, Rita Núñez y María Cristina Bandera; además de autoridades de los ámbitos legislativo y educativo.

En la oportunidad, el diputado Martín Cesino recordó la necesidad de que «los hombres se realicen controles: desde un electrocardiograma hasta un examen de laboratorio de sangre y de orina, para prevenir enfermedades y llegar a tiempo».

«La ley de salud integral del hombre es amplia, junto con las actividades del mes de noviembre también aborda el tema de las adicciones, al cigarrillo, al alcohol y otras sustancias; la paternidad segura y responsable; y la prevención del suicidio», añadió.

Más adelante, el presidente del IPS coincidió en que «es crucial la prevención y desparramar en sus equipos de trabajo, en las familias y en el grupo de amigos»; y destacó el trabajo de los profesionales del Instituto y la calidad «tanto científica como humana», que son «el motor de los programas especiales»

Benmaor advirtió que «el cáncer de próstata es el más frecuente en el hombre; en el país se realizan 11 mil diagnósticos anualmente y lo que hay que tener en cuenta es que cuando aparecen los síntomas muchas veces es tarde». Por eso, agregó, «a partir de los 50 años hay que hacer una consulta urológica, o a partir de los 45 si se tienen antecedentes familiares».

Hombre Sano

El Programa de prevención y detección de enfermedades de la próstata y del sistema urinario está orientado a disminuir la morbilidad de la enfermedad prostática y el riesgo de cáncer de próstata y sus patologías intercurrentes asociadas.

Está destinado a afiliados al IPS, de 45 años en adelante y a menores de 45 con historia clínica justificatoria.

Cada beneficiario recibe una chequera que contiene: órdenes de consulta para médico de cabecera; para análisis bioquímicos; para ecografía renal y prostática; y dos órdenes de consulta con el urólogo.