Realizaron el encuentro »Agroecología es soberanía, democracia y paz social»

Fue en el Salón de las Dos Constituciones y la bienvenida estuvo a cargo de la diputada provincial Laura Duarte.

Alli expusieron la ministra de Agricultura Familiar, Marta Ferreira; el director nacional de Agroecología, Eduardo Cerdá; y el director de la base experimental agroecológica El Ceibalito, Juan Furlán.

Durante la apertura, la legisladora destacó la importancia del trabajo realizado por la Secretaría de Agricultura Familiar, resaltó el rol del presidente de la Cámara, Carlos Rovira, y del presidente del Bloque Renovador, Martín Cesino, al igual que la implementación de la normativa que efectúa la Secretaría de Agricultura Familiar.

También resaltó que «en Misiones hay muchísimos emprendimientos que vienen trabajando fuerte con la agroecología y la certificación», así como también la participación de escuelas, como el caso del Instituto de Enseñanza Agropecuaria 7 de Garupá.

Habló de nuevas iniciativas legislativas «para fortalecer con la norma toda la actividad que se pueda realizar», como el programa de «agricultura inteligente bajo cubierta aprobado hace poco».

«Cuando las leyes se convierten en normas vigentes que circulan desde los programas e iniciativas, significa fortalecimiento para el sector, e inteligencia porque los recursos hay que cuidarlos cada vez más, ya que debemos mucho a la naturaleza», expresó.

Por su parte, Ferreira afirmó: «los cambios son lentos, sobre todo cuando se trata de paradigmas, aunque quisiéramos que el proceso sea mucho más rápido».

Puso énfasis en la importancia de «encontrarse para reflexionar y dialogar» y consideró que «contar con una Dirección Nacional de Agroecología es importantísimo».

Llamó a dar «un paso más cada día, no es algo que se realice de hoy para mañana, somos una sociedad que tenemos que trabajar en conjunto, ya que vivimos con distintos modelos, pero juntos tenemos que comprometernos para ir cambiando».

«Nos importa la vida, la salud, la porción del planeta que nos toca a cada uno», expresó, y convocó a «comprometerse con este camino que es uno solo que es la agroecología, es la salud, es la vida, es la alimentación».

«Cuando hablamos de soberanía alimentaria y agroecológica estamos hablando de lo mismo, y ese es el compromiso de nuestra provincia: queremos alimentarnos de lo que producimos, y para lograr eso necesitamos que todos estemos comprometidos y ojalá que lo que comamos pueda ser cosechado en el patio de casa», expresó.

«Esa es la bandera que queremos poner en alto en la Casa de las Leyes, donde se construye política», reseñó, y expresó su «orgullo por la visión que tiene el presidente de la Cámara, Carlos Rovira».

Con ella coincidió Cerdá, quien manifestó que «no se puede hacer un cambio de un día para el otro» y que hablar de agroecología implica entender que «el suelo es un organismo vivo que hay que alimentar y proteger».

También se refirió a «las bacterias y hongos que habitan el suelo», por los cuales «el suelo tiene vida», y a las diferentes sustancias que se utilizan para controlar las malezas.

Consideró que se necesita «un campo con gente» y resaltó que «Misiones tiene una cantidad importante de agricultores» y que «quizás sea una de las provincias que menor cantidad perdió».

«Queremos más productores en el campo, porque el suelo hay que cuidarlo», destacó. «Necesitamos tener otras miradas, en otros lugares lo estamos haciendo y ahora estamos iniciando este proceso en Misiones», concluyó.