Argentina lanza canje de bonos que vencen 2022 por otros con vencimiento 2023

Argentina lanzó un canje de deuda voluntario para tenedores de bonos con vencimiento en noviembre y diciembre de este año por otros con vencimientos en junio, julio y septiembre del 2023.

Como adelantó Ámbito, el Ministerio de Economía lanzó una operación de canje de deuda en pesos para este jueves por un total cercano a los $1,7 billones con la idea de despejar los vencimientos hasta fin de año. Para ello, ofreció un menú de bonos cuyo mayor plazo llega hasta septiembre de 2023 en línea con las demandas del mercado.

Al igual que en el canje de agosto, que fue una de las primeras operaciones que tuvo que definir Sergio Massa apenas había asumido en el Palacio de Hacienda, el equipo de Finanzas optó por ir con bonos duales hasta 2023, que ofrecen cobertura contra la inflación o un incremento del tipo de cambio oficial, según lo que suba más.

Con ello también trata de ir pisando en terreno seguro, en línea con la demanda de los inversores. Con esa cartera de títulos, Economía logró en el anterior canje una aceptación del 85%. En conversaciones previas, algunos analistas señalaban que había poca disposición del mercado a prestar hasta 2024, es decir, con una nueva administración ya instalada en la Casa Rosada.

Buena parte de la tarea más o menos va a estar completa antes de empezar. El 60% de los títulos están en posición de organismos del Estado, como el Banco Central y el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses, además del Banco Nación. De modo que en rigor el canje es por $680.000 millones en manos de privados.

La primera opción es por un Dual a junio de 2023, para lo cual los papeles elegibles son una LECER que vence el 23 de este mes, una LEDE al 30 y un Bono vinculado al dólar que también expira el 30 de noviembre.

La segunda es por un bono Dual a julio del año entrante, para lo cual se pueden optar por ingresar una LECER del 12 de diciembre; una LEDE del 16 del mismo mes y una LEDE que vence el último día hábil de este año.

La tercera es por un bono Dual al 29 de septiembre del año próximo, y el título canjeable es un Bono del Tesoro ajustable por CER (BONCER) que vence el 29 de noviembre próximo.

Según estimaciones de la consultora 1816, hay en circulación en el mercado títulos en pesos equivalentes a u$s47.000 millones medidos al tipo de cambio Contado con Liquidación.

El 58% está en manos públicas. Entre los inversores del sector privado están los bancos, con el 15% del total, los fondos comunes de inversión con el 9%, las compañías de seguros con el 5% mientras que, entre empresas, fondos offshore y otros se reparten el 15% adicional.

En tanto, en la primera operación habitual de licitación de deuda de este mes, realizada el lunes, el Tesoro tenía que enfrentar vencimientos por algo más de $38.228 millones y logró un excedente neto de $25.324 millones. A ello se sumaron el martes unos $4.345 millones de la segunda vuelta para las entidades del grupo Creadores de Mercado.

La Secretaría de Finanzas se hizo eco de las advertencias de los inversores que no están dispuestos a asumir una exposición al riesgo del Tesoro que vaya más allá de septiembre de 2023.

Al respecto, el economista Marcos Buscaglia, en una charla organizada por GMA Capital trazó, un panorama para la deuda en pesos del año próximo en el cual el gobierno va tener una tasa de rollover de vencimientos del 85%, como un escenario potencialmente factible. Eso se debería a la incertidumbre sobre lo que puede pasar con un cambio de signo político del gobierno desde 2024.

El mercado le adjudica una alta probabilidad de una renegociación de vencimientos tanto para los compromisos en moneda local como para los denominados en moneda extranjera. Los seguros de default de los bonos globales argentinos marcan un 90% de posibilidad de default para abril de 2024.

Carlos Lamiral

Ámbito