Se realizó en la Legislatura la jornada sobre juegos, emoción, aprendizaje y familia en las aulas misioneras

Se trata de la cuarta edición de este proyecto que se encuadra en la Ley de Educación Emocional.

Fue organizada por la Fundación Emocionar, con la colaboración de la Cámara de Representantes y la Subsecretaría de Educación Técnico Profesional. Estuvo destinada a docentes de nivel secundario de las modalidades técnico profesional y permanente de jóvenes y adultos, y a quienes se están formando en la docencia.

La apertura estuvo a cargo de la diputada Mabel Cáceres; el vicegobernador Carlos Arce; la presidenta de la Fundación Emocionar, María Inés Rebollo; y el ministro de Educación, Miguel Sedoff.

Asistieron también el presidente del Bloque Renovador, Martín Cesino; la presidenta y la vicepresidenta de la Comisión de Educación, diputadas María Cristina Bandera y Sonia Rojas Decut; la diputada Suzel Vaider; el presidente del Consejo de Educación, Alberto Galarza; el ministro de Prevención de Adicciones y Control de Drogas, Samuel López; el presidente del Instituto Misionero de Aguas y Saneamiento, Joaquín Sánchez; los subsecretarios de Educación Técnico Profesional, Gilson Berger y de Educación Disruptiva, Sol Marín; y el presidente del Instituto de Previsión Social, Lisandro Bernmaor.

Cáceres dio la bienvenida en nombre de Carlos Rovira, presidente de la Cámara de Representantes, institución que consideró que es “vanguardia en materia de leyes”.

Particularmente, destacó las de educación emocional y disruptiva, a las que consideró “el resumen de todo lo que hace a la excelencia de la educación de nuestra provincia”.

Destacó como ejemplos de la vanguardia misionera la cultura hacedora, Silicon Misiones, las escuelas de Robótica y de Innovación, “que marcan un rumbo maravilloso en la provincia”.

“Con la educación disruptiva logramos la excelencia en el desarrollo continuo de niños y jóvenes pero esto no va solo, sino que tiene que ir unido a la inteligencia emocional para poder tener seres humanos exitosos a quienes lo que aprendan les sirva para toda la vida”, aseguró.

“Queremos tener en cuenta el juego como una herramienta de aprendizaje, porque sabemos del trabajo inmenso que se hace en las escuelas misioneras para el desarrollo cognitivo”, agregó.

“Proponemos el juego como una herramienta disruptiva para llegar a ese trabajo con la conciencia del cuerpo y las emociones, para tener alumnos desarrollados en lo cognitivo y emocional, que los haga seres humanos más felices”, afirmó.

Rebollo recordó una ley que establece agosto como mes de las infancias. Dijo que “si bien se trata de un derecho, cuando la Legislatura habilita que se trabaje por los derechos de los niños, adolescentes y jóvenes, todas las estructuras entran a vibrar y emocionarse, y esa emoción tiene que plasmarse en los proyectos educativos institucionales”.

Llamó a “ser disruptivos, empáticos y apasionados para que la educación de Misiones pueda seguir el camino de vanguardia que nos caracteriza en el país y en el mundo”.

Afirmó que “los contenidos cognitivos y emocionales no se pueden separar” y que “si ambos van incorporados a la currícula seguramente los resultados educativos van a ser muy valiosos”.

Sedoff reflexionó sobre los efectos postpandemia y resaltó tres espacios de revalorización en el sistema educativo: el aula, como espacio de encuentro; los docentes, como responsables de la enseñanza y el aprendizaje; y la familia, que acompaña ese proceso.

“Esos tres ámbitos se pueden sintetizar en que estamos revalorizando las relaciones humanas, y en que la relación educativa siempre se va a sostener en una relación humana previa, así que todas las acciones para mejorarlas van a ser bienvenidas y acompañadas”, expresó.

“Vamos hacia una mejor educación, estamos apuntando a la mejora de los docentes y la educación de la provincia”, señaló.

Para Arce, que los docentes salgan del aula y participen de esta capacitación “demuestra el interés y la empatía con nuestros alumnos”.

Resaltó “la preocupación, ocupación, formación y capacitación que demuestran todos los días», y les agradeció de parte del Gobierno de la provincia; así como también a la Cámara de Representantes “por el espacio y la atención”.

Puso énfasis en “el trabajo en equipo, sin egos, como eje central, sin importar de donde vengan las ideas, para mejorar la calidad de vida y para que la enseñanza se transforme en aprendizaje”.

Durante la jornada se desarrollaron tres ejes: “Juegos y salud infanto juvenil” fue desarrollado por Román Silva, Patricia Acuña, Liliana Pedrazzini, Roxana Cáceres y Laura Sánchez Valtier; “Nuevas configuraciones familiares”, por Zulma Cabrera; y “Emoción y aprendizaje”, por Karen Baukloh.

Participaron representantes de la Biblioteca Pública de las Misiones, el Ministerio de Prevención de Adicciones y Control de Drogas, el Colegio de Psicopedagogos de la provincia y el Ministerio de Salud Pública.