San Ignacio vivió una vibrante jornada de cicloturismo

La Entidad Binacional Yacyretá junto a más de 600 ciclistas participaron este fin de semana de un circuito que entrelazó la historia de la ciudad con la naturaleza que habita en la zona.

Esta vez, las postales del río Paraná junto a los deportistas, fueron quienes protagonizaron una nueva jornada de cicloturismo.

Esta actividad que se viene desarrollando en distintos puntos de la provincia, viene contando con el apoyo de «La Fuerza del Deporte», programa creado por la Diputada Nacional Cristina Brítez; quien impulsa este tipo de eventos en distintas ciudades, generando así, la oportunidad para que cientos de ciclistas se reunieran
para que la familia, la amistad y la diversión fueran uno de los tantos motivos para participar en este encuentro de recreación y deportivo.

Cabe destacar que ya son siete eventos de cicloturismo que, tras la pandemia de coronavirus, se vienen llevando a cabo. Estas actividades además de traer una práctica deportiva con beneficios para la salud, es un gran incentivo para las economías regionales, en ese sentido, la Diputada manifestó: “hoy recorríamos la localidad y notábamos el gran movimiento que esto significa, con hoteles llenos, los restaurantes a tope, es decir que además del deporte, hay un gran beneficio económico para las localidades”.

Por otra parte, acotó: “deporte, salud, impulsos económicos, la alegría de las familias y los amigos reunidos, todo eso significan estos eventos y por eso nos llena de felicidad aportar nuestro granito de arena”.

El evento contó con un cronograma donde se dio inicio el sábado, con unos recorridos que privilegiaron el paisaje, dentro de la espesura del monte misionero y las costas del río, y culminó con un recital de Los Mitá, que hicieron bailar a los participantes con su clásico show local. Mientras que el domingo, continuó con una temprana agenda, ya que, por la mañana, los ciclistas se encaminaron en un desafío que puso a prueba su resistencia, y donde al llegar al punto de inicio recibieron sus medallas y junto a ello, el abrazo familiar