Lanzan un cuadernillo de concientización sobre el bullying para familias, escuelas y comunidades

Los ministros del Interior, Eduardo «Wado» de Pedro, y de Educación, Jaime Perczyk, lanzaron oficialmente este jueves la campaña «Argentina contra el bullying».

Con la presentación de un cuadernillo de concientización para el abordaje de esa problemática en las familias, escuelas y comunidades, en busca de construir una sociedad «más justa y empática», en el marco del Día Internacional contra la Violencia y el Acoso en la Escuela, que se conmemora hoy.

El cuadernillo, denominado «Hablemos de bullying. Violencia entre pares», forma parte de las distintas acciones previstas por la campaña, que incluyó un convenio entre ambos ministerios para implementar un marco de colaboración, cooperación y participación, para concientizar sobre la problemática del bullying y ciberbullying en el ámbito nacional, provincial y municipal, con la participación de organizaciones de la sociedad civil especializadas en la materia.

El objetivo del material es visibilizar la problemática y brindar herramientas de apoyo a las familias, las escuelas y las comunidades para abordar situaciones de bullying y así promover y fortalecer «ciudadanías democráticas y lazos cuidadosos».

Acerca de las pautas que propone el cuadernillo, De Pedro señaló que «tienen que ver con empezar a compartir experiencias entre todos y reeducarnos y deconstruirnos» en este sentido, para dar lugar a una «sociedad basada en la diferencia y no en la uniformidad».

«Sueño con una sociedad en la que la diferencia sea un valor y en la que cada uno esté orgulloso de lo que es, de como habla, de sus elecciones. La sociedad tiene que poder ayudar y poder ser un espacio de contención», expresó durante la presentación.

Y apuntó: «Hoy la consigna (de la campaña) es ‘en contra del bullying’, pero después se tiene que transformar en ‘Argentina a favor’ de una sociedad más empática y justa, que ayude al otro a ser mejor y en la que pueda desarrollar todo su potencial».

El ministro enfatizó a su vez en el ciberbullying que se da en los entornos digitales, ámbitos donde «cada vez se busca más una perfección y uniformidad que no existe, cuando todos sabemos que la felicidad empieza cuando nos aceptamos como somos».

Los titulares de las carteras educativa y del Interior reconocieron el esfuerzo de «quienes han peleado por este tema cuando no era un tema» y destacaron el rol del Estado frente a los desafíos que supone abordar esta problemática.

«Pensamos que la educación es un derecho que el Estado se lo tiene que garantizar a todos y todas», aseguró por su parte Perczyk, y resaltó que en la escuela «se aprende Lengua y Matemática pero también se aprende a vivir con otros».

«En la escuela aprendemos a construir nuestro proyecto de vida en la sociedad y debemos garantizar que los chicos lo puedan hacer en paz, encontrando lo que quieren y pudiendo decir lo que no quieren», sostuvo el ministro y advirtió que «no le estamos asegurando eso a quienes sufren esta violencia».

En ese marco, Perczyk instó a considerar al bullying «como un problema de todos nosotros» y tomar las medidas necesarias para «construir una escuela en condiciones de igualdad».

El acto de lanzamiento fue realizado en la cúpula del Centro Cultural Kirchner (CCK) y moderado por el entrevistador y humorista Tomás Quintín Palma, y estuvieron presentes también Luisa Brumana, representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) Argentina y María Zysman, fundadora y presidenta de la asociación civil Libres de Bullying.

«Me da mucha orgullo que dos ministros se hagan cargo de este problema y se que lo hacen con todo el corazón y con ganas de llegar a las instituciones educativas, a las familias, a la comunidad», dijo por su parte Zysman.

De su trabajo diario con familias y comunidades educativas, señaló que «los chicos están pidiendo por favor que hagamos algo» y destacó que lo que no quieren es «que los grandes no hagan lío, que no cuenten todo en las redes sociales, que no vayan a la escuela a pegarle a un compañero».

«En momentos de construcción de la identidad, no ser aceptados por lo que somos duele y puede dejar huellas que perduran», expresó Brumana y agregó: «Lo que queremos es que cada chico pueda tener las condiciones fundamentales para su pleno desarrollo».

Según las estadísticas mundiales, una de cada tres víctimas de acoso «se ha autolesionado y una de cada 10 ha intentado suicidarse», indicó Brumana y advirtió: «Ese es el impacto que estos eventos pueden tener en la vida de quien sufren bullying».

El bullying es definido como una situación de agresión que sucede entre personas de edades similares, es «intencional y se realiza de forma sistemática: no pasa una sola vez, sino que se repite en el tiempo», en la que están involucradas las personas que agreden, quienes son agredidos y también «son parte aquellas personas, que aún sin proponérselo, observan y/o alientan las agresiones».

El cuadernillo, coincidieron las especialistas y los funcionarios, introduce conceptos fundamentales, como la importancia de la escuela como ámbito de construcción de vínculos respetuosos y pone relevancia en la idea de los cuidados.

Central

Télam