Pretenden que funcionarios y empleados públicos se capaciten en consumos problemáticos

Pereyra Pigerl presentó un proyecto de ley para capacitar en temas de consumos problemáticos y adicciones a quienes se desempeñen en la función pública.

El diputado Rafael Pereyra Pigerl acompañado por el Presidente de la Cámara de Representantes Diputado Carlos Eduardo Rovira, presentó un proyecto de ley que propone establecer la capacitación obligatoria en la temática consumos problemáticos y adicciones, para todas las personas que se desempeñen en la función pública en todos sus niveles y jerarquías en los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial de la Provincia.

Los consumos problemáticos pueden manifestarse como adicciones o abusos al alcohol, tabaco, drogas psicotrópicas —legales o ilegales— o producidos por ciertas conductas compulsivas de los sujetos hacia el juego, las nuevas tecnologías, la alimentación, las compras o cualquier otro consumo que sea diagnosticado compulsivo por un profesional de la salud.

El legislador detalló que según el informe de situación del consumo problemático en Misiones, se pudo determinar que una amplia población joven es la que predomina en las atenciones que se realizan tanto en el Centro Manantial, dependiente de ese Ministerio, como así también se repite en los otros centros a lo largo de la provincia.

Otro factor importante, dijo el diputado, está relacionado al sexo, ya que los datos relevados tanto en nuestra provincia, como así también los presentados por la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación Argentina (SEDRONAR), se destaca que el consumo en el sexo masculino es considerablemente más alto que en el sexo femenino, representando un 84%.

Y en lo que se refiere a las sustancias que más se consumen es el alcohol, en este caso tanto en las mujeres como en los hombres es la sustancia que prevalece, seguida de la marihuana, cocaína, entre otros.

Se hace referencia al sexo ya que este está relacionado con el factor de riesgo, el sexo masculino tiene la mayor prevalencia en los análisis realizados tanto a nivel nacional como provincial.

Finalmente Pereyra Pigerl consideró que debe existir «una alianza entre los poderes del Estado» para abordar las problemáticas de los consumos problemáticos y adicciones en la capacitación de todos los funcionarios y empleados públicos para reconocer, orientar y asesorar situaciones relacionadas en la temática, tanto en los ámbitos laborales como en el ámbito familiar.

En el citado Proyecto trabajo el Ministerio de Prevención de Adicciones y Consumos Problemáticos a cargo del Mag. Samuel López y cuenta con el apoyo del Obispo de la Diócesis de Oberá Padre Damián Santiago Bitar.