Revelan un plan de la inteligencia británica para destruir el puente de Crimea

Según el plan, la destrucción del puente «requeriría que una batería de misiles de crucero golpeara los dos pilares de hormigón a ambos lados del arco central de acero, lo que provocaría un fallo estructural completo».

Los servicios de inteligencia británicos crearon en la primavera de 2022 un plan de destrucción del puente de Crimea, reporta The Grayzone citando documentos y correspondencia interna.

El medio tuvo acceso a una presentación preparada para altos cargos de la inteligencia británica en abril de este año en la que se esboza un plan para volar el puente de Crimea utilizando soldados ucranianos especialmente entrenados.

Si bien la explosión ocurrida la mañana de este sábado en la estructura difiere del plan de la inteligencia británica, «el evidente interés del Reino Unido en planificar un ataque de este tipo subraya la profunda implicación de las potencias de la OTAN» en el conflicto en Ucrania, señala The Grayzone.

Según se desprende del material, el plan fue elaborado a petición de Chris Donnelly, un alto funcionario de inteligencia del Ejército británico y asesor de alto rango de la OTAN. El documento esboza estrategias para ayudar a Ucrania a «amenazar a la marina rusa» en el mar Negro.

Hugh Ward, un veterano militar británico, quien redactó la hoja de ruta, considera que la destrucción del puente «requeriría que una batería de misiles de crucero golpeara los dos pilares de hormigón a ambos lados del arco central de acero, lo que provocaría un fallo estructural completo» y como consecuencia «impediría cualquier reabastecimiento por carretera desde el territorio continental ruso a Crimea».

Además, un «esquema» alternativo implica un «equipo de buzos de ataque o vehículos submarinos no tripulados equipados con minas lapa y cargas de corte lineales» que apuntan a una «debilidad clave» y a un «defecto de diseño» en los pilares del puente, detalla el medio.

De acuerdo con las cartas obtenidas por The Grayzone, Donnelly calificó esas propuestas de «muy impresionantes». Los documentos demuestran que «provocar un conflicto entre Occidente y Rusia ha sido durante mucho tiempo uno de los objetivos finales» de Donelly y otros empleados de la inteligencia británica cercanos a él, agrega el reporte.

El pasado 8 de octubre, un vehículo de carga explotó en la parte automovilística del puente de Crimea, que conecta la península homónima con la Rusia continental, dejando cuatro víctimas mortales. Como resultado colapsaron parcialmente dos tramos de carretera del puente.

El presidente ruso Vladímir Putin declaró este domingo que los servicios especiales de Ucrania son los autores y responsables del atentado terrorista contra el puente de Crimea.

Tras la explosión, los militares rusos han estado llevando a cabo ataques contra blancos energéticos, militares y de comunicaciones ucranianos. Putin indicó que en el caso de que el Gobierno de Ucrania siga con los «intentos de llevar a cabo atentados terroristas» en suelo ruso, las respuestas de Moscú serán «duras y correspondientes al nivel de las amenazas» creadas contra el país.

Agencia RT