Gremio del neumático asegura que la propuesta de los empresarios no es suficiente

Alejandro Crespo, titular de Sutna, contó que están «esperando una mejora» de la oferta inicial presentada por las empresas. La reunión se realizó en el Ministerio de Trabajo.

El conflicto en el sector del neumático sigue sin resolución. La reunión en el Ministerio de Trabajo entre los trabajadores del Sindicato Único de Trabajadores del Neumático de Argentina (SUTNA) y las empresas pasó a un cuarto intermedio hasta este jueves a las 13, tras varias horas de negociaciones.

Así lo revelaron fuentes oficiales a NA, luego de que el encuentro no llegara a buen puerto. Desde el sector empresario aseguraron que realizaron una oferta que mejoraba las anteriores, pero el titular del SUTNA, Alejandro Crespo, manifestó que dicha propuesta no existió.

Cerca de las 19:30 y luego de cinco horas de conversaciones, Crespo dejó el despacho del piso 12 del Ministerio de Trabajo donde se llevaba adelante la negociación y les comunicó a los manifestantes que lo aguardaban en la puerta de la cartera laboral que no había avances porque no habían recibido una propuesta concreta.

«Hablamos de varias formas de resolver, estamos proponiendo muchos tipo de salidas (porque) estamos dispuestos a negociar pero no tenemos una propuesta concreta», aseguró el sindicalista Alejandro Crespo al hacer un alto en el encuentro con las empresas que se lleva a cabo en el Ministerio de Trabajo desde las 14.

El titular del gremio reiteró que las intenciones con las que llegaron a la cumbre son las «de acordar» y contó: «Lo que nos ofrecieron por ahora no lo podemos aceptar. Estamos esperando una mejora y si es una mejora para nuestra familia lo vamos a aceptar».

Crespo insistió en que «si las empresas están mejor» los trabajadores merecen también «estar mejor» y enfatizó que se quedarán en el edificio hasta que reciban una propuesta superadora.

«No hay ideas radicales ni extremas. Estamos negociando una paritaria», afirmó Crespo, quien también dio algunos indicios de cómo sería una posible solución: «Si tenemos que cambiarle el nombre se lo cambiamos y si tenemos que extender la paritaria lo hacemos», lanzó a modo de adelanto de una vía de posible solución.

Mientras la discusión entre sindicato y empresas busca una solución, el Gobierno nacional anunció ayer que habilitará las importaciones de neumáticos en el caso que la reunión de hoy no llegue a buen puerto. Confirmó además que pondrá a disposición de las terminales automotrices, que desde el lunes paralizaron su producción, el stock de piezas incautado en la Aduana «para que puedan seguir produciendo», según dijo ayer el ministro de Economía, Sergio Massa.

El lunes pasado, sindicalistas y empresarios se juntaron en la sede de Trabajo, en Avenida Leandro N. Alem al 600, para encontrar una salida beneficiosa al grave conflicto que lleva cinco meses, pero no alcanzaron un acuerdo.

Las partes retomarán el diálogo desde las 14 de hoy, bajo la supervisión de la directora nacional de Relaciones y Regulaciones del Trabajo, Gabriela Marcello, aunque el conflicto se profundizó con el cierre de las plantas de Fate, Pirelli y Bridgestone.

A eso se suma que Ford y Toyota paralizaron su producción este semana en las plantas de Pacheco y Campana, ante «la ausencia de provisión de neumáticos para equipar los vehículos», manifestaron. Además Fiat, Chevrolet y Toyota, con plantas en la ciudad de Zárate, aplicaron una medida similar.

Sutna reclama una mejora salarial del 38%, por lo que hace varios días convocó a una huelga por tiempo indeterminado, que ratificó, al igual que los bloqueos a las firmas. Las empresas rechazaron la metodología utilizada por el sindicato, al que acusaron de tener «intereses políticos y sindicales» por su pertenencia al Partido Obrero (PO) y por aplicar prácticas «ilegales, autoritarias y antidemocráticas que violan la libertad de circulación y de trabajo».

Alejandro Crespo, titular del Sutna, protagonizó este martes una conferencia de prensa en la sede del gremio para responder al anuncio de Sergio Massa sobre la posible apertura de importaciones ante la paralización de la producción por la disputa salarial en el sector: «Les van a dejar importar neumáticos con los dólares que el Estado no tiene», enfatizó.

Así, Crespo insinuó que, en vez de anunciar una reapertura de importaciones y facilitar dólares para esa operatoria, sería más sencillo aumentar los salarios de los 5.000 afiliados. Así, sostuvo el gremialista, rápidamente se podrían fabricas «1.200.000 cubiertas».

Frente a las críticas recibidas, la postura del sindicato se sostuvo firme: «No nos van a extorsionar para firmar una rebaja salarial», expresó el gremialista.

El presidente de la empresa productora de neumáticos Fate, Javier Madanes Quintanilla, consideró hoy que el conflicto con el Sindicato de Trabajadores del Neumático «no es solo un tema paritario y salarial sino también un tema de cómo se trabaja», y afirmó que la eventual apertura de las importaciones «no necesariamente corrige todos los problemas».

«No es sólo un tema paritario y salarial sino también un tema de cómo se trabaja. Se trabaja mal, muy mal», sostuvo Madanes Quintanilla esta mañana en diálogo con la radio FM Urbana Play.

Madanes Quintanilla hizo así referencia a que la discusión también involucra cuestiones de «productividad y eficiencia», ya que «para sobrevivir y tener un costo para competir con el producto importado y mandarlo al público a un precio que pueda digerir, hay que ser eficientes y eso no está ocurriendo hoy», aseveró.

En ese marco, señaló que los niveles de «scrap» (productos que se tienen que descartar en la línea de producción por no cumplir con los estándares) «son insólitos a nivel mundial», y que el ausentismo «ha llegado al 14% o 15%». «No estamos pudiendo con el gremio generar un modelo de trabajo en continuo, para no tener que hacer una limpieza de los equipos cada ocho horas. Eso no forma parte del convenio y es una ambición o llamémosle reivindicación que ellos tienen de no discutir este tema», detalló.

Al respecto, el presidente de Fate dijo que, en el caso de implementar ese modelo, las firmas no quieren hacerlo «sin retribuirlo económicamente o sin adicionar personal». Del mismo modo hizo referencia a los cuestionamientos por parte del gremio acerca de la insalubridad del empleo.

«Conozco infinidad de trabajos que son más arduos y complejos, donde la parte ergonométrica está más exigida. Esa es otra fantasía que se ha puesto», sostuvo Madanes Quintanila.

Ámbito