Gala por el Día Nacional del Chamamé en el Teatro Lírico

Bajo el nombre de “Chamamé Ñembo’e”, las áreas de Patrimonio Regional y el Ballet Folklórico del Parque brindarán una gala homenajeando a Gregorio Molina, referente del género.

El 19 de septiembre fue declarado Día Nacional del Chamamé por Ley Nacional 26.558 del 2009, en conmemoración del fallecimiento del músico Mario del Tránsito Cocomarola, el «Taita del chamamé», uno de los pioneros de este género, en tanto que la primera pieza inscripta como “chamamé” en SADAIC data de los años 30.

En guaraní, el vocablo “chamamé” significa, entre otras acepciones, “danza bajo la lluvia” y “Ñembo’e” se refiere a oración, rezo o plegaria.

La mística del chamamé tiene el sentido de la plegaria de un pueblo que realiza un pedido y brinda una ofrenda cantando y bailando; la añoranza de un amor que partió o a su terruño.

De esta manera, el chamamé invita a rememorar la música y la danza de nuestras raíces, despertando emociones, trasladándonos a esos lugares donde alguna vez estuvimos.

En ésta oportunidad la actividad será ofrecida como homenaje a Gregorio Molina, cantor, compositor y guitarrista nacido en Puerto Libertad -anteriormente llamado Puerto Bemberg-, Misiones. En la década del 50 formó parte del cuarteto Santa Ana y en 1964 fue convocado por Tránsito Cocomarola para integrar su conjunto realizando conciertos y grabaciones, formando su propia orquesta al año siguiente. Algunos de sus discos más representativos fueron “Lenguaje de eternidad” y “Homenaje a Ernesto Montiel” o canciones como “Mi viejo ceibo”, “Mi flor guaraní”, “Los pagos del chamamé”.