De Pedro conversó con Morales y Valdés y firmaron el repudio oficial por el atentado a Cristina

El documento de los gobernadores del Norte Grande -al que se sumaron los mandatarios radicales- sobre el episodio de violencia política más grave de los últimos años.

El ministro político cumplió con su rol institucional. El titular de la cartera de Interior, Eduardo “Wado” de Pedro consiguió lo que parecía imposible, luego de que Juntos por el Cambio no se sumara a la sesión especial en el Senado.

Esta tarde, en el marco de la reunión de gobernadores del Norte Grande, los radicales Gerardo Morales y Gustavo Valdés firmaron un acta expresando «su enérgico repudio al intento de magnicidio contra la Vicepresidenta y dos veces Presidenta de la Nación, Doctora Cristina Fernández de Kirchner».

Mientras que en la Cámara Alta los radicales se plegaron a la estrategia de la ultraderecha del PRO, encarnada en su presidenta Patricia Bullrich, los mandatarios con responsabilidad provincial se diferenciaron este jueves por la tarde y sumaron su firma a un texto de repudio elaborado en conjunto con el resto de los gobernadores del norte del país.

Es que desde este miércoles “Wado” llamó a uno por una de los y las dirigentes de la oposición. “Siempre habla con todos, desde hace tres años, es su trabajo”, sintetizaron fuentes cercanas al ministro. Es que, según pudo saber Tiempo, el acuerdo para poder mantener el diálogo, aunque sea para preguntar, es que los nombres de los y las dirigentes que tuvieron contacto con el ministro no se pueden dar a conocer. Pero sí fueron los propios dirigentes contactados quienes lo contaron: Morales, Facundo Manes y el diputado Emiliano Yacobitti.

El objetivo es generar consensos mínimos para la convivencia democrática, cuyos límites fueron corridos por declaraciones de los dirigentes opositores, y hechos concretos como la presentación del proyecto de ley del diputado del PRO Francisco Sánchez, quien propuso la pena de muerte para la vicepresidenta.

El intento de atentado vino días después. El gobernador Morales, presidente de la UCR, fue uno de los pocos dirigentes de la oposición que se comunicó con la vicepresidenta tras el intento de magnicidio.

Convivencia, diálogo, paz social, bien común

Por lo pronto, los contactos que tendió De Pedro dieron sus primeros frutos. Los diez gobernadores de las provincias que integran la región del Norte Grande, manifestaron este jueves su «enérgico repudio» frente al intento de magnicidio de la vicepresidenta y resaltaron que a poco de cumplirse 40 años de democracia es «necesario redoblar nuestro compromiso con los valores que promueven la convivencia, el diálogo, la paz social y el bien común».

Firmaron el texto los mandatarios Gildo Insfrán (Formosa), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Osvaldo Jaldo (Tucumán), Ricardo Quintela (La Rioja), Raúl Jalil (Catamarca), Oscar Herrera Ahuad (Misiones), Gerardo Morales (Jujuy), Gustavo Valdés (Corrientes), Jorge Capitanich (Chaco) y el vicegobernador de Salta Antonio Marocco, en el marco de la 13° Asamblea de Gobernadores del Norte Grande realizada hoy en Resistencia, Chaco.

Los gobernadores, a la vez, exigieron «el pronto esclarecimiento y condena a los responsables de este hecho lamentable, que empaña la vida en democracia». Y añadieron: «Un modelo de país más plural, integrado, federal y próspero, capaz de desplegar todo su potencial productivo, económico y cultural, de garantizar el bienestar de nuestro pueblo y de renovar las esperanzas de un futuro promisorio, requiere de acuerdos fundamentales que tengan como protagonistas a los múltiples sectores que componen la sociedad argentina».

Gimena Fuertes

Tiempo Argentino