Argentina luchó hasta el final, pero no pudo con Brasil y se despidió del Mundial de vóley

El equipo de Marcelo Méndez no pudo con la Verdeamarela y cayó con parciales de 25-16, 23-25, 25-22 y 25-21. Fue la mejor actuación de la Albiceleste en de los últimos 20 años.

Se terminó el sueño argentino en el Mundial de vóley que se disputa en Polonia y Eslovenia. Tras haber dado el golpe en los octavos de final con un triunfo imponente por 3 a 0 ante Serbia, la Albiceleste cayó en el clásico sudamericano en la lucha por uno de los boletos al certamen internacional.

Con el antecedente nostálgico de lo que había significado la gloria de la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Tokio, Brasil se tomó revancha y se quedó con la victoria por 4 a 1 con parciales de 25-16, 23-25, 25-22 y 25-21.

El primer set del partido fue controlado por los brasileños, que se quedaron con la manga inicial por 25-16. El segundo set fue mucho más parejo y la Albiceleste lo ganó 25-23 para poner el 1-1. En el tercer set prevaleció la diferencia en el saque y los brasileños ganaron 25-22.

Los actuales subcampeones del mundo se adueñaron del set que puso en marcha el encuentro en territorio polaco. De la mano del cubano nacionalizado Leal, autor de 8 puntos, la Verdeamarela fue muy efectiva en ataque. Todo lo contrario ocurrió con el conjunto de Marcelo Méndez.

El segundo parcial fue totalmente diferente al comienzo. El seleccionado nacional mejoró en la recepción y en el bloqueo, de la mano de un Agustín Loser que fue protagonista del momento del set con un saque que igualó las acciones en 21.

En la ofensiva, una ráfaga de Ezequiel Palacios (6 puntos) le dio aire al conjunto argentino para quedarse con el set. Hasta el momento, goléo parejo de Argentina, ya que el propio Loser, Facundo Conte y Bruno Lima suman 5 puntos.

Brasil volvió a ser superior en el tercer set. De la mano de Leal (llegó a 17 puntos), más Wallace, presionó con el saque y sacó distancia en el inicio del parcial. La selección llegó a igualas las acciones, con el aporte de Loser y Conte, pero el equipo que viene de jugar las últimas cinco finales mundialistas se quedó con la ventaja para ponerse 2-1.

La Previa

Hacía 20 años que Argentina no lograba clasificarse entre los más destacados del Mundial. Desde aquella oportunidad en el torneo que se jugó en el país en 2002, cuando el equipo que por entonces dirigía Carlos Getzelevich cayó ante los franceses (3-1) en cuartos para terminar en el 5° lugar.

Con ocho jugadores del plantel que viene de hacer historia en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 que se disputaron el año pasado, el conjunto que dirige Marcelo Méndez disputó su mejor actuación en lo que va del torneo.

Atrás quedaron las dudas que dejó la fase de grupos, que comenzó con derrotas en tie break ante Irán y los Países Bajos, dos equipos que ya quedaron eliminados tras perder en octavos.

En la victoria ajustada ante Egipto (3-2), que finalmente habilitó al seleccionado a avanzar de ronda, se vio alguna mejoría. Pero como dijo el propio Hugo Conte, uno de los mejores jugadores de todos los tiempos elegido por la Federación Internacional de Vóley (FIVB), a este equipo lo motivan este tipo de partidos eliminatorios.

Y vaya si lo dejó en evidencia en la capital de Japón en los JJOO.

Brasil mantiene una racha superlativa. Llegó a la final en los últimos cinco Mundiales (2002, 06, 2010, 2014 y 2018) y ganó las tres primeras.

En las últimas dos ediciones, cayó ante los polacos, una potencia de este deporte y que clasificó entre los mejores ocho. Justamente, del ganador entre argentinos y brasileños saldrá el rival del cruce que protagonizarán EEUU y Polonia. Del otro lado de la llave, los cuartos de final tendrán los duelos entre Eslovenia y Ucrania, y Francia-Italia.

Infobae