Aprobaron proyecto de Ordenanza para la reubicación y regularización de un asentamiento

En la Sesión Ordinaria de este martes, el Concejo Deliberante aprobó la desafectación del dominio público a dos lotes que estaban en resguardo para espacio verde y uso institucional.

Los mismos fueron afectándolos al dominio privado de la Municipalidad de Oberá.

A estos inmuebles se les agrega un espacio donado por un particular. Estos inmuebles serán destinados a la reubicación y a la regularización de las viviendas de 50 familias de un asentamiento.

El Departamento Ejecutivo Municipal elevó el Proyecto de Ordenanza para la reubicación y regularización de un asentamiento irregular, en el que, según el relevamiento realizado por la Secretaría de Desarrollo Humano y Acción Social de la Municipalidad de Oberá durante el año 2021, está conformado por más de cincuenta familias ubicadas sobre la traza de calle Bragado entre calles Juan Ruiz Martin y María Auxiliadora.

Según el relevamiento mencionado, algunas de las familias residentes en el lugar lo hacen desde hace más de dos décadas.

Al igual que en otros asentamientos, las familias que residen en el lugar no cuentan con servicios básicos de manera regular, cuestión de necesaria corrección a fin de garantizar una vida digna adecuada para las mismas.

La situación compleja relatada cuenta con la solución propuesta por el conjunto de propietarios de los bienes colindantes, uno de los cuales, el señor Diego Sarmiento, ha ofrecido un bien inmueble de su propiedad ubicado en otro barrio de la ciudad para realizar un loteo a fin de proceder a la reubicación de las familias en cuestión, algunas de las cuales incluso se han instalado dentro de la propiedad del mismo.

Luego de la Sesión desde Cáritas Catedral San Antonio, su integrante Roberto Sigot, explicó que este es el resultado de un trabajo conjunto de la parte estatal que es el Municipio, la parte privada porque hay una persona que hace una donación de una propiedad y el trabajo de Cáritas que hizo de gestor para juntar a las partes, “conocíamos una realidad, de un asentamiento en calle Bragado donde hay más de 50 familias que están viviendo en forma muy lejos de lo que es una vida digna.

Y bueno se empezó a motorizar esto de conjugar el esfuerzo privado y el esfuerzo del Estado parte de tierras cada uno, con la parte del Concejo que tuvo que aprobar que tierras que eran espacios verdes para que pasen al dominio privado y reubicar a esas familias en un lugar cercano al barrio 50 viviendas que está sobre Ruta 5. Creo que esas familias van a tener su terreno, con su casa, con los servicios dignos para una vida digna que hoy en día no la están teniendo”, manifestó.

Por su parte la referente de Cáritas de la Catedral San Antonio Cristina Nakatsuka, señaló que la palabra no es erradicar los asentamientos, sino buscar una reubicación de las familias donde Cáritas quiere garantizar mejores condiciones de vida, “con la anuencia de los integrantes de esa zona con el acompañamiento de Vanesa Laban que trabaja hace muchos años ahí y también del Municipio que ha hecho un censo con los nombres exactos de cada una de las familias, lograr esta reubicación en donde cada uno de ellos va a ser propietario de un terreno o parcela para lo cual hoy fue esta Ordenanza votada”, indicó.

El proyecto plantea la planeación de obras de infraestructura necesarias para la reubicación de las familias en un lugar adecuado que garantice una vida digna con acceso a distintos servicios públicos, demostrando que la superficie a utilizar y la subdivisión futura propiamente dicha, requiere de la excepción a la Ordenanza de Zonificación vigente.