Los posibles cómplices de Sabag Montiel y la sospecha de hackeo a su celular

“No es Al Qaeda. Pero no se trata de un loquito suelto”, aseguran desde el juzgado, que podría ordenar detenciones en los próximos días.

Detalles sobre la manipulación del celular del atacante de Cristina.

La jueza María Eugenia Capuchetti decretó el “secreto de sumario” en la causa en la que se investiga el intento de magnicidio contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Se trata de una medida excepcional que se toma cuando el juez está por realizar un allanamiento u ordenar una detención.

En este caso, todo indica que de los últimos pasos de la investigación surgió como dato elocuente que el hasta ahora único imputado, Fernando Sabag Montiel, no actuó solo.

Según un memo interno del juzgado, “se llevó un amplio análisis del material fílmico correspondiente a los hechos, disponiéndose finalmente en el día de la fecha el secreto de sumario en virtud de las futuras diligencias”.

Fuentes judiciales revelaron que la jueza María Eugenia Capuchetti tomó la medida después de escuchar también la declaración testimonial de Mario Pablo Borgarelli, el allegado a Sabag Montiel (negó ser su “amigo” y se definió como “un conocido”), quien describió características del agresor y afirmó que “lo creía capaz de cometer el hecho”.

Las fuentes descartaron, en principio, que detrás de Sabag Montiel haya una organización completa del tipo terrorista. “No es Al Qaeda. Pero no se trata de un loquito suelto”.

El hackeo del celular, descartado

A lo largo de una inusual jornada de domingo en Comodoro Py 2002 también se esclareció parcialmente qué fue lo que ocurrió con el teléfono de Sabag Montiel.

Una perito de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) explicó que el bloqueo se produjo por una conexión física del aparato cuando se intentó extraer su información.

Ello descarta un hackeo por vía remota y limita la eventual responsabilidad de los peritos de las fuerzas de seguridad que tuvieron en sus manos el aparato.

La perito Camila Dafne Seren, con más de tres mil celulares peritados desde 2015, explicó que la utilización del sistema informático UFED Premium puede ocasionalmente causar el bloqueo y el reseteo de un teléfono, pero no el formateo.

“Si puede que se produzca algún error como el de WARNING de letras rojas” que apareció en la pantalla del aparato cuando peritos de la Policía Federal intentaron acceder a él, sin la clave (porque Sabag Montiel se negó a suministrarla).

Cuando la jueza le preguntó si esa falla podía producirse de manera remota, la experta respondió: “No. Resulta necesario que el equipo de comunicaciones se encuentre conectado mediante cable de conexión a la herramienta utilizada. No es posible usar la herramienta de WIFI. La conexión sí o sí es con cable”.

Descartada la hipótesis del hackeo, ahora resta determinar quién cometió el error y si puede ser reparado. Los peritos coinciden en que hay posibilidades de recuperar todo el contenido del aparato.

Por otra parte, aclararon que sí se obtuvieron los datos de la tarjeta SIM y de la de memoria, así como todo el contenido de una computadora personal tipo laptop secuestrada en la casa en la que vivía Sabag Montiel, en la localidad bonaerense de San Martín.

Néstor Espósito

Tiempo Argentino