Alemania y Eslovenia, los grandes ganadores del día jueves

Los alemanes dieron cuentas de Francia por 76-63, en tanto que los balcánicos se impusieron 92-85 sobre los lituanos. España arrolló a Bulgaria y Turquía sufrió ante Montenegro.

Arrancó nomás quizás uno de los Eurobasket más potente de la historia, con muchos jugadores NBA y las principales figuras de cada selección diciendo presente. En el día uno de competencia, abrieron los Grupos A y B con sede en Georgia y Alemania respectivamente.

En el arranque de la jornada, España no tuvo problemas para doblegar a Bulgaria por 114 a 87 con el goleo del polémico nacionalizado Lorenzo Brown con 17 unidades.

Por el mismo grupo, Turquía batalló y mucho para vencer a Montenegro por 72 a 68, en un duelo que fue muy pero muy parejo y recién en las últimas acciones los turcos pudieron volcar el encuentro a su favor. Shane Larkin sumó 18 puntos y 7 asistencias para ser el sobresaliente del cotejo.

En el cierre de la jornada de la sede georgiana, el local, Georgia, no pudo ante Bélgica y cayó por 79 a 76 en lo que fue un pleito de suma paridad que tuvo que dirimirse en tiempo extra. Jonathan Tabu con 14 puntos y 5 rebotes, fue el destacados de los belgas.

En el Grupo B, en la apertura de la jornada Bosnia arrancó con el pie derecho ante Hungría y lo derrotó por 95 a 85 con el goleo de sus dos grandes figuras Jusuf Nurkic y Dzana Musa, ambos con 19 puntos. En el rincón perdedor, Adam Hanga, jugador del Real Madrid, anotó 16 tantos y capturó 7 rebotes.

Eslovenia en segundo turno tuvo un duro estreno ante Lituania y lo sacó adelante por 92 a 85 con su tridente ofensivo de confianza, Luka Doncic (14 puntos, 6 rebotes y 10 asistencias), Goran Dragic (19 puntos) y Mike Tobey con 24 y 8 tableros. En el conjunto lituano no fueron suficientes los 19 puntos de Mindaugas Kuzminskas.

En el último partido de la primer jornada, Alemania tuvo mucha eficiencia y contundencia para ganar 76-63 sobre Francia. Los teutones contaron con el goleo de Johannes Thiemann, autor de 19 puntos y un juego colectivo que mostró fisuras.

Los Galos no estuvieron finos y entregaron muchos balones (17) y con ello nunca pudieron encontrar un ritmo ofensivo cómdo.

Básquet Plus