A 50 años de la Masacre de Trelew el Gobierno Nacional ordena desclasificar archivos

El Presidente de la Nación, Alberto Fernández, dispuso la desclasificación de las “Actas de reunión de la Junta de Comandantes en Jefe en función de gobierno (1971-1973)”.

Las mismas fueron halladas en dependencias de la Fuerza Aérea Argentina en mayo de 2018, que contienen información de gran valor histórico y documental.

La decisión de difundirlo da cuenta del compromiso con las políticas de Memoria, Verdad y Justicia que orientan la gestión del gobierno nacional.

“Al cumplirse 50 años de la masacre de Trelew presentamos la publicación en formato impreso y digital de estas actas que hemos obtenido gracias a la importante tarea de la Dirección Nacional de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario y sus equipos de relevamiento, que buscan echar luz sobre un pasado de sombra, con el firme compromiso de que el presente y el futuro sólo son posibles con más Memoria, Verdad y Justicia”, señaló el ministro de Defensa, Jorge Taiana.

Asimismo, Taiana destacó el “gesto significativo por parte de las autoridades de la Fuerza que no dudaron en dar a conocer a la autoridad del Ministerio la importante documentación encontrada, tal como ocurriera con la referida a los años 1976-1983, publicada con anterioridad”.

Por su parte, el director Nacional de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario, Eduardo Jozami, explica: “Al asumir el nuevo gobierno, apenas iniciadas las tareas de clasificación del material, el aislamiento decretado por la pandemia impidió el acceso de personal a los archivos y demoró el trabajo. Superada esa situación y gracias a la decisión ministerial de reforzar los equipos de relevamiento y análisis documental, hoy es posible dar a conocer estos archivos”.

“Las políticas de Memoria, Verdad y Justicia que, más allá de cualquier partidismo, se convierten en orientación del Estado Nacional constituyen el mejor camino para desandar definitivamente los grandes desencuentros y construir el país que desea la inmensa mayoría de los argentinos”, remarca Jozami.

La primera acta es del 23 de marzo de 1971, con la confirmación del Gabinete de Ministros por parte del general Agustín Lanusse; mientras que la última es del 8 de mayo de 1973. Las actas están foliadas y selladas por la Secretaría de Planeamiento y Acción de Gobierno, y si bien los participantes podían cambiar de una sesión a otra, en todas se encontraban presentes los Comandantes en Jefe de cada una de las tres Armas y un Secretario. Asimismo, la asistencia se completaba con la presencia de ministros y funcionarios responsables de las áreas acerca de las cuales la Junta discutía.

La búsqueda de diversas fórmulas para enfrentar lo que denominaban “acciones subversivas” se va deslizando desde una supuesta legalidad, amparada en su carácter de aparato armado del Estado, hasta llegar a las acciones irregulares y la represión ejemplificadora. La mejor evidencia de este proceder se constata en los crímenes cometidos en la Base Almirante Zar de Trelew el 22 de agosto de 1972.