Noche sin goles para River y Boca

Los de Gallardo venían en alza pero cayeron en la trampa del local, que sumó su novena igualdad en la Liga en tan sólo 14 fechas. Sarandí, una pesadilla para el club de Núñez.

Por otro lado, el equipo de Ibarra volvió a sumar de a uno. Rossi le detuvo un penal a Servio, quien se redimió luego ante Guillermo Fernández.

Las expectativas de River chocaron contra la realidad de Arsenal

River Plate, que venía de dos triunfos en fila, frenó este miércoles su levantada con el empate sin goles ante Arsenal, de Sarandí, en el partido correspondiente a la 14ta. fecha de la Liga Profesional de Fútbol que se jugó en el estadio Julio Humberto Grondona.

Con este resultado, River llegó a los 22 puntos y no pudo aprovechar el empate del líder Atlético Tucumán (29) para descontar. Arsenal, cuyo objetivo es sumar para engrosar el promedio, alcanzó los 18 en su segunda igualdad en fila.

River, con el regreso de Andrés Herrera para que Milton Casco retome el lateral izquierdo, jugó incómodo en Sarandí y no le encontró la vuelta a un partido marcado por la fricción y los espacios reducidos.

El Arsenal de Leonardo Madelón ejecutó su plan a la perfección, concentrado durante los 90 minutos para no dejar jugar a River, a la espera de alguna falla del rival en el retroceso.

Nicolás De La Cruz y Juan Fernando Quintero sufrieron el escaso margen para pasar la pelota a un compañero. Los volantes de River necesitaron retrasarse varios metros en el primer tiempo para tener contacto con el balón y eso le quitó velocidad al equipo.

La primera parte resultó tan pareja y disputada que dispuso de muy pocas situaciones. Un cabezazo de Lucas Beltrán en posición defensiva contenido por Franco Armani y un remate de cabeza de Javier Pinola, tras un tiro de esquina de Quintero, fueron lo más cercano a llegadas con peligro.

El ex Colo Colo Pablo Solari se ofreció como la llave para abrir la defensa cerrada de Arsenal. Empezó por el sector derecho, pero cuando cambió al izquierdo fue más punzante con su gambeta.

Para la segunda parte, River, ya sin Agustín Palavecino, sumó al colombiano Miguel Borja para ayudar al solitario Beltrán y apostó por Santiago Simón para ganar en profundidad.

Arsenal no se apartó del libreto, profundizó la concentración y continuó en su idea de bloquear los caminos de River.

El equipo de Marcelo Gallardo, sin sorpresa por las bandas, sólo pudo crear una jugada colectiva con influencia en ataque. A los 22 minutos, Casco lanzó el centro para Borja y el cabezazo del colombiano pasó cerca del segundo palo.

Poco después, Arsenal tuvo la más clara en la pelota parada. Gustavo Canto conectó de cabeza y el ingresado Rodrigo Aliendro sacó sobre la línea.

En la última jugada del partido, la defensa de River estuvo desatenta en un saque lateral y Sebastián Lomónaco, el futbolista de mayor incidencia en ataque para los locales, tuvo el gol con un remate que pasó muy cerca del primer palo.

River, en una actuación opaca, sufrió un traspié en su intento de ganar terreno en el campeonato ante un rival que se plantó y no le permitió desplegar su juego. El equipo de Marcelo Gallardo tampoco supo encontrar otras variantes para abrir la defensa contraria.

El «Millonario» dejó pasar una buena chance en Sarandí en una noche donde su juego estuvo ausente. El partido siempre dependió de River y Arsenal resultó un duro escollo, que no supo sortear.

En la próxima fecha, River jugará en el Monumental Más ante Central Córdoba de Santiago del Estero y Arsenal visitará a Lanús.

Boca y Rosario Central empataron en la noche de los penales atajados

Boca empató 0 a 0 ante el Central de Carlos Tevez, que recibió un emotivo homenaje en la Bombonera, y sigue lejos de los primeros lugares de la Liga Profesional.

Con esta igualdad los dirigidos por Hugo Ibarra están a 10 puntos del lider Atlético de Tucumán en el transcurso de esta 14ta. jornada del certamen.

En un partido discreto ambos equipos desaprovecharon penales a favor que fueron contenidos por Agustín Rossi a su colega Gaspar Servio y éste a Guillermo «Pol» Fernández, ambos en el primer tiempo.

Los locales tuvieron las mejores chances pero no pudieron superar a un equipo de jugadores jóvenes como el rosarino que por momentos le jugó de igual a igual.

En el comienzo del partido y cuando los dos equipos se estaban estudiando, Central tuvo la primera chance clara para ponerse en ventaja cuando un pelotazo largo de Ignacio Malcorra encontró por izquierda a Ismael Cortés, que dentro del área remató cruzado y la pelota pegó en el cuerpo y la mano de Luis Advincula.

El arbitro Pablo Echavarria dejó seguir y a instancias del VAR cobro el lógico penal ante la protestas de los futbolistas locales. Es que estaba muy fresco el recuerdo de la mano no cobrada a Jonathan Gómez sobre la hora en el último partido ante Racing.

El remate de Servio fue suave y al medio y Rossi detuvo el balón con los pies, triunfando en el duelo de arqueros que ganó un especialista en atajarlos, y que en este controvertido momento que está atravesando por la no renovación de su contrato recibió un fuerte apoyo de sus hinchas.

Pero Servio iba a tener revancha en el tiempo de descuento de esa etapa inicial cuando le contuvo el remate a «Pol» Fernández desde los 12 pasos, tras una falta de Ismael Cortéz a Sebastián Villa ratificada por el VAR.

Y el complemento fue peor que el primero, porque ni siquiera tuvo la emotividad de esas dos instancias mencionadas, ya que Boca se mostró impotente ante un animoso conjunto centralista que se sostenía en la solvencia de algunos defensores como Lautaro Blanco, el lateral izquierdo y capitán que ya está vendido al Elche español.

Y cada tanto los pibes de Tevez se mostraban desenfadados para hasta animarse a ganar el partido, sobre todo cada vez que la pelota pasó por los pies de la figura de la cancha, Facundo Buonanotte, ya captado por Javier Mascherano para el seleccionado Sub-20.

Así, en cruce de auriazules y de figuras históricas de un Boca súper ganador de otros tiempos como Hugo Ibarra por el local y Tevez por la visita, no hubo ni vencedores ni vencidos, pero el cero tampoco le sirvió a nadie.

En la próxima fecha, el Xeneize visitará el domingo a Defensa y Justicia en Varela, mientras que el Rosario Central de Tévez recibirá en el Gigante de Arroyito a Banfield, el día lunes.

Télam