España registra 193.247 hectáreas arrasadas por incendios en 2022

En lo que va de 2022, España supera la cifra de 2012, cuando se reportó un récord de casi 190.000 hectáreas quemadas.

El Sistema Europeo de Información sobre Incendios Forestales (Effis, por su sigla en inglés) informó este miércoles que los incendios forestales registrados en España, desde inicios de este año, han dejado 193.247 hectáreas arrasadas.

El Effis detalló que, en lo que va de año, España ha superado las cifras de 2012, cuando se reportó un récord de casi 190.000 hectáreas quemadas.

Basados en datos recopilados de los satélites del Programa de Observación de la Tierra de la Unión Europea Copernicus, el ente precisó que las llamas han afectado cuatro veces más áreas que la media registrada a inicios de julio entre los años 2006 y 2021.

Por su parte, el Ministerio de Transición Ecológica (Miteco) indicó que en España se han reportado cerca de 2,3 millones de superficies calcinadas entre 2001 y 2021.

Según el Effis, desde 2006, el segundo año con el peor registro de superficie afectada era 2017, cuando se reportaron 130.920 hectáreas arrasadas.

Por su parte, el Centro de Coordinación de la Información Nacional sobre Incendios Forestales (Ccinif) ha recopilado los incendios forestales que más afectaron al país, con superficies quemadas que superan las 500 hectáreas.

Entre ellos están los ocurridos en las Minas de Riotinto, ubicadas entre Sevilla y Huelva en 2004; de Las Palmas de Gran Canarias y Santa Cruz de Tenerife en 2007; de Cortes de Pallás y Andilla en la Comunidad Valenciana en 2012; de Ourense, Pontevedra y Léon en 2017, y el que afectó a cinco poblaciones de Ávila en 2020.

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior español refiere que cerca del 95 por ciento de los incendios forestales inician por negligencia de las personas, por lo que ha solicitado mayor precaución y la adopción de medidas de protección.

Incendios forestales en el resto de Europa

El Effis también advirtió que las áreas perdidas por incendios forestales en época estival se han triplicado en los últimos 15 años, con fuegos en zonas de Hungría, Austria y Eslovaquia, donde habitualmente no ocurrían.

La instancia calcula que Rumania es uno de los países más afectados con 149.264 hectáreas quemadas para la actual época del año; Austria multiplica por 90 la media, así como Hungría y Eslovaquia.

Sin embargo, países como Grecia e Irlanda han reportado una pérdida de superficie por debajo de la media, con respecto al 2021. En tanto República Checa, Finlandia, Estonia y Lituania, hasta el momento, no han registrado incendios por la ola de calor.

Por otra parte, el Sistema de Información Global de Incendios Forestales (GWIS) refiere que Ucrania, Portugal y Moldavia encabezan la media histórica de mayores hectáreas quemadas en los últimos años, con relación a la superficie total del país.

Ante el cambio climático, los expertos de los entes consideran que sus efectos podrán incidir en nuevos incendios forestales en los próximos años, que serán más extensos, intensos y peligrosos.

teleSUR