Cumple 15 años de investigación y apoyo a productores la Estación de Piscicultura de El Puma

La Estación de Piscicultura que funciona bajo la órbita del Parque Ecológico El Puma del Ministerio de Ecología, nació hace 15 años.

El técnico Mario Ledesma está allí desde el inicio de la dependencia, que tiene dos objetivos bien claros: crían especies autóctonas para asistir a los productores de la provincia y también repoblar el río Paraná.

“Acá todo es vida. Para nosotros no hubo pandemia, porque estuvimos todos los días. A los ejemplares no podés dejarlos sin alimentar, tampoco dejar de controlar la calidad del agua, por ejemplo”, explica el experto, quien a lo largo de la charla revela aspectos poco conocidos de una institución muy importante.

Ledesma apuntó que en la estación también están operativos una biblioteca, nutrida con material académico acerca de plantas, aves, mamíferos y peces, y también un laboratorio, donde se hacen estudios cromosómicos de los animales silvestres que son ingresados al centro de rehabilitación, de manera de determinar mutaciones, evolución de las especies y, en muchos casos, como de ciertas aves, para conocer su sexo y aspectos de su organismo que sirvan para atenderlos de la mejor manera.

Detalló que se han hecho estudios de cromosomas de felinos, cánidos y aves de Misiones. En este sentido, destacó que la estación trabaja en conjunto con instituciones educativas locales y también del Sur del Brasil.

En cuanto a la cría de peces, Ledesma remarcó que se busca una buena genética y que hay distintas líneas de trabajo. Por un lado, la investigación y por el otro el asesoramiento y asistencia a los productores.

“Las capacitaciones las estamos haciendo dentro del Aula Taller Móvil que depende de la Subsecretaría de Educación Técnica de la provincia. Hace poco estuvimos en Campo Viera, por ejemplo. Se hacen clases teóricas y luego se trae a los interesados en grupos para que vean el trabajo que hacemos aquí”, precisó.

Hay productores que tienen una base, otros empiezan de cero su proyecto de piscicultura. “Cuatro meses dura la capacitación. Visitamos las localidades para asistirlos. Es una colaboración mutua, porque cuando ellos empiezan a cultivar los peces, hacen el seguimiento de los juveniles y eso a nosotros nos sirve para testear la calidad de los peces”, agregó.

Centenares de productores han pasado por la estación desde su creación, ya sea para recibir alevines o juveniles o capacitarse. Las especies nativas que allí crían son pacú, sábalo y boga.

“Hay poco conocimiento biológico de boga, por ejemplo. Por eso en la estación no es solo producir peces sino investigarlos. No trabajamos con especies exóticas”, apuntó Ledesma, quien hizo una capacitación de reproducción de peces de agua fría en Corea del Sur durante doce meses.

Si bien todo el año es intenso, porque el equipo trabaja en el mantenimiento de los 45 estanques del predio y en la alimentación y cuidado de los cerca de 600 reproductores, los meses más movidos son los que van de octubre a fines de febrero, cuando empieza el ciclo reproductivo de los peces.