«El gobierno está dispuesto a dar pelea para que la gente no tenga que resignar derechos»

El acto se desarrolló en el Salón de las Mujeres Argentinas del Bicentenario de Casa Rosada, donde se promulgaron las Leyes de VIH y Oncopediatría.

El presidente Alberto Fernández afirmó este viernes que el Gobierno Nacional «está dispuesto a dar las peleas que haya que dar» para que «la gente no tenga que resignar derechos», al encabezar junto a la ministra de Salud, Carla Vizzotti, la promulgación de las Leyes de VIH y Oncopediatría en la Casa de Gobierno.

El jefe de Estado aseguró que «estará siempre ayudando» a las personas que padezcan enfermedades, al encabezar el acto en el Salón de las Mujeres Argentinas del Bicentenario.

El Gobierno nacional, sostuvo Fernández en ese sentido, «está dispuesto a dar las peleas que haya que dar para que la gente no tenga que resignar derechos».

La ministra de Salud, por su parte, dijo que «es un día muy importante en el que se concretan muchas luchas» y destacó que «este Presidente le dio rango de ministerio a Salud», en alusión a la categoría de Secretaría que el gobierno de Mauricio Macri había otorgado a esa cartera durante esa administración.

Asimismo, resaltó que las dos normas promulgadas «son dos leyes que amplían derechos» y señaló que beneficiarán a «dos mil niños y adolescentes y a sus familias».

Las normas promulgadas son las leyes de VIH y Oncopediatría.

Tras la finalización del acto, el Presidente destacó la promulgación de estas leyes con un mensaje publicado en su cuenta oficial de la red social Twitter, al afirmar que «es necesario un Estado presente que se preocupe por cada una y cada uno de ustedes».

«Para quienes viven con VIH brindaremos medicamentos, tratamientos y todo el acompañamiento necesario. Para las niñas, niños y adolescentes que padecen una enfermedad oncológica, un régimen de protección integral que también incluye a sus familias. Continuaremos ampliando derechos con la convicción de que así es como se construye una mejor Argentina», remarcó el jefe de Estado.

Télam