Se anunció una prórroga a la inscripción del Programa Potenciar Industria de Videojuegos

En una mesa de trabajo en conjunto con el Ministerio de Desarrollo Productivo y representantes de la industria del videojuego.

Desde el Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación, y a través de una mesa de trabajo sobre la Industria de E-gaming y Videojuegos, se anunció una prórroga hasta el 29 de julio de la Convocatoria de Proyectos de Desarrollo del Sector de los Videojuegos.

El objetivo es permitir que mayores proyectos puedan presentarse, garantizando la calidad que particulariza a este segmento de la LEC y alcanzar un desarrollo óptimo con el fin de garantizar potenciales acuerdos para el mercado interno y lograr un mayor interés en mercados externos que incremente los servicios de exportación.

El anuncio fue encabezado por el ministro de Cultura, Tristán Bauer, y sus pares de Desarrollo Productivo, Daniel Scioli, y de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica de la Provincia, Augusto Costa.

El ministro Bauer señaló que “jamás imaginé, desde la mirada del cine, el crecimiento exponencial que iba a tener esta industria. Estamos hablando de una industria que no solo supera a la del cine, en volumen como mercado, sino también a la del cine y la de la música juntos. Por eso la importancia que tiene, para nosotros, el desarrollo de la industria para la economía de nuestro país. Nuestro compromiso es seguir trabajando juntos y juntas. Sabemos del impacto y las posibilidades que tiene esta industria, y vamos a seguir trabajando con toda nuestra energía y en armonía”.

Por su parte, el ministro Scioli afirmó que “el desafío es agregar valor y conocimiento a todo lo que es nuestra materia prima. Integrar la materia gris con las materias primas, y de ahí el triángulo del progreso entre las universidades, el sector público y el sector privado”.

En tanto, Costa resaltó el trabajo articulado para potenciar a las empresas bonaerenses. “Estos ministerios están trabajando en conjunto en una industria que tiene un potencial enorme, y para una jurisdicción como Buenos Aires tiene una importancia estratégica”, afirmó, y agregó: “Estamos con el desafío de acelerar la reglamentación de la adhesión de la Provincia a la Ley de Economía del Conocimiento. Entendemos que necesitamos de ese instrumento para generar oportunidades para emprendimientos y para empresas bonaerenses”.

El Programa forma Potenciar Industria del Videojuego’ destina $250 millones para proyectos de empresas, asociaciones y universidades, que mejoren los estándares de calidad de la industria y contribuyan al aumento del empleo en ella, tanto de forma directa como indirecta. La convocatoria está abierta hasta el 29 de julio.

Del encuentro participaron el secretario de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial Externa, Ariel Schale; la secretaria de Desarrollo Cultural del Ministerio de Cultura, Lucrecia Cardoso; la subsecretaria de Economía del Conocimiento, María Apólito; el subsecretario de Productividad y Desarrollo Regional PyME, Pablo Bercovich, y la presidenta del Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires, Florencia Saintout.

Del sector privado estuvieron presentes el CEO en 30GS, representante de la primera empresa inscripta en la LEC de Videojuegos, Mauricio Navajas; el director ejecutivo de la Asociación de Desarrollo de Videojuegos de Argentina, Miguel Martín; el CEO de Grupo Núcleo, Mauro Guerrero, entre otras autoridades.

Lucrecia Cardoso destacó el importante equipo de trabajo que se consolidó entre Cultura y Desarrollo Productivo y señaló la importancia de las industrias culturales para el desarrollo económico del país. “Sabemos que las industrias culturales son una oportunidad, no solo por su dimensión simbólica sino, y sobre todo, por su dimensión económica. Representa el 2,6 del valor agregado del país. Diversifican la matriz productiva y, por su potencial exportador, son generadoras de divisas. La cultura genera trabajo y producción y crea puestos de trabajo directos e indirectos. El sector del videojuego genera trabajo joven. Estamos muy felices con este Potenciar Videovuegos y seguiremos trabajando para desarrollar más oportunidades de trabajo y producción”.

Por su parte, María Apólito señaló la importancia de este programa para generar nuevas oportunidades que ponen en relieve el sector del conocimiento de manera creativa.

“Desde este ministerio potenciamos y atendemos las necesidades específicas de ambos sectores para que cada micro y pequeña empresa o grupo de emprendedores encuadre sus necesidades de financiamiento y logre entrar al régimen de la Ley de Economía del Conocimiento. Esta mesa de trabajo es fundamental para seguir avanzando y poder contar con las herramientas para consolidar un sector que genera divisas y empleo de calidad para el país”.

En este mismo sentido se expresó Mauricio Navajas: “Esta es una industria con todas las letras. Y esta vinculación entre Cultura y Desarrollo Productivo que se está dando, realmente genera una sinergia, una proyección y una cercanía que no hemos tenido antes”.

Asimismo, Mauro Guerrero afirmó que “el fin es que estos chicos se acerquen y despierten vocación, que la universidad pueda poner materias o carreras cortas para despertar en ellos el nuevo empleo. Nuestro desafío es desarrollar esta industria. Tenemos la gran posibilidad, desde Argentina, de exportar recursos y traer divisas al país. En ese camino estamos”.

Durante la mesa de trabajo, además, se puso énfasis en la importancia estratégica de la industria del videojuego, sus desafíos de cara a un futuro con mayor crecimiento y su desarrollo para la Economía del Conocimiento, que además aporta al sector turístico a través de la generación de eventos internacionales como el Gamery Argentina que atrae jugadores, espectadores y empresas de todo el mundo.

En Argentina, la industria nacional de videojuegos cuenta con más de 100 empresas, emplea a casi 2.000 personas y concentra más de 100 mil estudiantes del nivel superior vinculados a las actividades de gaming.

Según el Observatorio de la Industria Argentina de Videojuegos, este subsector representó en 2020 más de $86 millones de dólares, de los cuales el 77 % corresponde a exportaciones, teniendo como principales mercados a Estados Unidos y Canadá.