Cada vez más emprendimientos agrícolas implementan fertilizantes foliares orgánicos

El equipo técnico del Ministerio del Agro ya trabaja con 8.500 productores en la implementación de estos insumos, Los mismos tienen probada eficacia en diversos tipos de cultivos.

A partir del impulso de la Provincia en el uso de productos orgánicos en los sistemas agrícolas, cada vez más unidades productivas presentan resultados exitosos con fertilizantes foliares.

En este marco, desde el Ministerio del Agro y la Producción en conjunto con los municipios se continúa con la distribución gratuita de estos insumos, como también de insecticidas orgánicos.

Las entregas son acompañadas por capacitaciones que tienen como objetivo asegurar el uso eficiente de los productos para la obtención de buenos resultados.

Además de los técnicos municipales, el Agro articula con los responsables de las delegaciones Casas del Colono, o a través de su equipo técnico territorial interdisciplinario (ETTI).

Desde la Subsecretaría de Desarrollo y Producción Vegetal destacaron la disponibilidad y eficacia de los productos.

«En los últimos años desde la Provincia se viene apostando fuertemente al cambio de paradigma en la utilización de insumos para la producción primaria con una creciente tendencia hacia aquellos productos que cuidan más la salud de quienes los usan y de los consumidores y a la vez son más amigables con el ambiente», remarcó la subsecretaria, Luciana Imbrogno.

En lo que va del año se atendió a más de 8.500 productores de los distintos municipios, principalmente horticultores y del sector tabacalero, así como también yerbateros.

También está previsto capacitar al sector citrícola de la provincia y ampliar gradualmente a todos los sectores.

En este sentido, Imbrogno indicó que «estas nuevas líneas de trabajo que incluyen una agricultura más sustentable y amigable con el medio ambiente están marcando una diferencia a nivel país, creando conciencia de la importancia de producir alimentos de la forma más inocua posible».

Los productos con los que se viene trabajando han sido testeados desde el año 2020 y han demostrado su eficacia tanto en la precocidad de la producción como en la incidencia en la disminución de plagas dañinas para el cultivo.