Tokio Amarillo se hizo dueño del duelo oriental por 100 a 93

El duelo fue parejo desde el inicio, porque Barreyro se hizo dueño del elenco colorado en ataque y fue una complicación constante para el rival. 

El tridente compuesto por Gallardo, Flores y Viernilkel respondió siempre que se lo lastimó.

En el segundo período los amarillos afinaron su puntería desde la línea externa y clavaron cuatro bombas claves para tomar la delantera. Kupracz evitó que el rival tome ventaja y se fueron al receso igualados en 49.

Al reinicio del juego todo siguió igual, ambos se lastimaron con distintas armas, el rojo desde la pintura y el amarillo con su efectividad en el perímetro.

Kupracz y Gallardo, uno por lado, se hacían dueños de la noche.

En el último parcial volvió a ser clave el perímetro del ganador, anotó seis triples (tres de Gallardo), para lograr la distancia necesaria. A pesar de los esfuerzos de Barreyro su equipo ni pudo torcer el destino de la noche.

Fue victoria amarilla 100 a 93 para festejar entre amigos.