«Es necesario otro modelo de comunicación» fue la conclusión del Plenario de la CCD

El documento final del Plenario Nacional de la CCD plantea que “la democratización de la comunicación” es fundamental para avanzar en “la construcción de una sociedad más justa, libre y soberana”.

María Evelina Ramírez, trabajadora de prensa en VillaNos Radio, primera emisora comunitaria de la Cooperativa Integral (COOPI) de Villa Carlos Paz, participó en la Comisión Relatora, propuesta por la Coalición Córdoba en el plenario convocado por la Coalición por una Comunicación Democrática con la mirada puesta en el 40° aniversario de la recuperación de la democracia.

A la vez, representó al Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación (Cispren) y a la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (Fatpren).

El encuentro se realizó en la sede del SiPreBa, en la ciudad de Buenos Aires, el sábado pasado y reunió a diversas organizaciones vinculadas a la comunicación.

Tuvo como objetivo principal “revitalizar un espacio que fue clave para la sanción de normas protectoras del derecho humano a la comunicación como la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual”, le dijo a Prensared, la dirigente de prensa.

Agregó que los y las participantes discutieron en comisiones un documento base donde “quedó plasmada la necesidad de instalar en la agenda pública la importancia de que se impulsen políticas públicas tendientes a democratizar y federalizar las comunicaciones” donde las organizaciones sociales y sindicales “participemos de manera activa”.

También surgió con fuerza un reclamo largamente explicitado: “la democratización de la pauta oficial tanto a nivel nacional como provincial y municipal”.

En ese orden, sostiene que “Para los medios autogestivos, cooperativos y comunitarios se planteó la demanda de políticas de fortalecimiento del sector”, fundamentales para la sostenibilidad.

Especialmente, remarca, “en tiempos de noticias falsas y de discursos de odio es fundamental contar con un sistema de medios que asegure el manejo de la información como un derecho humano”.

Cuestión que se trasladará al interior de las organizaciones y territorios para “seguir debatiendo, intercambiando miradas, enriqueciendo el debate en cada rincón del país”, concluye.

La dirigente de prensa es vocal suplente del CISPREN. Tras el Congreso normalizador de la FATPREN asumió la segunda vocalía y la secretaría de Medios Autogestivos.

También forma parte de la mesa nacional de FARCO (Foro Argentino de Radios Comunitarias).

Nuevos desafíos

El documento final del “Plenario Nacional de la Coalición por una Comunicación Democrática. Por una comunicación democrática a 40 años de la recuperación de la democracia”, resume la historia de lucha de las organizaciones que arrancó en 2004 con los “21 puntos para una Radiodifusión democrática” hasta la sanción de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (LSA) cuyos puntos clave fueron derogados por Mauricio Macri apenas asumió como presidente.

Asimismo, analiza el nuevo escenario comunicacional y tecnológico a debatir. Y enuncia las siguientes políticas y medidas que promuevan otro modelo de comunicación:

– Que sea Ley la prórroga a los fondos de asignación específica para la cultura y la comunicación, que ya tiene media sanción en Diputados y se tratará en Senado, lograda por la unidad y articulación del sector para enfrentar la regresividad neoliberal.

– Derogar los alcances del Decreto 267/15 de Macri y reemplazarlo por un ordenamiento federal y democrático que promueva efectivamente el derecho a la comunicación.

– Sostener la declaración de internet y telefonía móvil como servicio público, garantizando tarifas asequibles. Profundizar la implementación del fondo de servicio universal para el acceso a los servicios TIC.

– Exigir leyes para la asignación de publicidad de los organismos del Estado -tanto a nivel nacional, como provincial y municipal- con criterios de pluralismo, independencia y federalismo.

– Promover el debate sobre la incidencia de las grandes plataformas en pos de garantizar la soberanía comunicacional, tecnológica y económica. Redistribuir parte de la renta que allí se genera a través de gravámenes.

– Apoyar a los actores de la economía social y solidaria y a las organizaciones sociales para la prestación de servicios TIC y convergentes.

– Ampliar los alcances de la definición de servicio audiovisual a los sistemas de suscripción por cable o satélite y a los contenidos que se comercializan a través de servicios de streaming por internet, tanto en lo referido a las exigencias de producción nacional en los catálogos de exhibición como de equidad fiscal en el pago de gravámenes.

– Promover la diversidad y el pluralismo informativo, impulsado por medios cooperativos, comunitarios, populares, micro-pymes, universitarios, indígenas y sindicales, a través de políticas y legislaciones específicas. Promover subsidios directos o indirectos para este tipo de medios.

– Restituir el Consejo Federal de Comunicación para cumplir con sus misiones y funciones establecidas, incluyendo el calendario de eventos de interés relevante. Garantizar la participación y consulta a los actores sociales en la determinación de políticas públicas.

Finalmente destaca que “el próximo año se cumplirán 40 años de la recuperación de la democracia. Este nuevo aniversario nos interpela a enfocar una deuda histórica: la democratización de la comunicación como condición para la construcción de una sociedad más justa, libre y soberana”.

Participaron de la convocatoria diversas organizaciones como la Intersindical de Comunicación, FARCO, la Red de Medios Digitales, trabajadorxs del ENACOM, de la Defensoría del público, de medios públicos, sindicatos de prensa, sindicatos de músicos y espacios académicos, entre otros.

Agencia Prensared