Vélez festejó ante River por la Copa Libertadores

El único gol lo convirtió Lucas Janson de penal. La serie se definirá la semana próxima en Núñez.

El local salió determinado a hostigar a su rival. Con presión extendida, asfixiando a los posibles receptores y cuatro hombres de características ofensivas, como Pratto, Bou, Janson y Orellano. River, así y todo, consiguió un par de salidas limpias desde el fondo y, cuando su juego fluyó, llegó dos veces.

La visita nunca dejó de estar incómoda ante la energía para obstruir evidenciada por Vélez. De hecho, Armani empezó a sacar en largo ante las dificultades descriptas.

Y a los 13 minutos, Martínez falló dos veces y la acción finalizó en penal. Primero, el central falló un pase que propició la réplica adversaria. Luego, intentó rechazar con Janson encima y le terminó cometiendo infracción. El propio ex Tigre no perdonó: 1-0.

El duelo ofreció ritmo intenso entre un River que encontró caminos cuando halló libre a Enzo Fernández, y un Vélez que no aflojó un ápice, y cuando recuperó alto, supo cómo tomar mal parado a su rival en su propio campo.

Los dirigidos por Gallardo concluyeron con mejor imagen la etapa inicial, en parte porque consiguieron apropiarse de la pelota, y también porque Vélez bajó un cambio y vio como algunos de sus hombres comenzaron a llegar tarde a la pelota. El caso emblemático: Valentín Gómez, quien terminó amonestado y merodeando la roja.

River pudo empatar a los 38, cuando Paradela aprovechó un choque entre dos jugadores locales, encaró hacia el área y cedió para Alvarez, que le dio dirección al remate, pero no potencia.

La segunda etapa mostró a un River un poco más audaz, aunque sus intentos no tenían la claridad habitual para llegar con peligro al arco de Hoyos. Ese adelantamiento de los visitantes le permitió a Vélez encontrar varias chances para aumentar la ventaja a través del contrataque, pero entre Armani y la falta de puntería lo impidieron.

Página|12