Bossware, el software creado para controlar a teletrabajadores puede provocar baja de la productividad

Ya hemos visto cómo, con la extensión del teletrabajo, el uso de software de monitorización también conocido como bossware para controlar a los empleados remotos, se ha también incrementado.

Los programas que entran en esta categoría se dedican a registrar la actividad con aspectos como qué sitios web visita un trabajador, qué teclea o cuánto tiempo permanece delante del PC.

Algunos de estos bossware, remiten capturas de pantalla realizadas de forma aleatoria. Sin embargo, hay diferentes estudios que muestran que no siempre tiene buenos resultados en la productividad.

Incluso hay software que va dando puntuaciones a los empleados. Prodoscore, fundada en 2016, es una de ellas.

Con esta herramienta, cada empleado obtiene una «puntuación de productividad» diaria sobre 100 que se envía al director de un equipo y al trabajador, que también verá su clasificación entre sus compañeros.

Productividad o no

Al mismo tiempo, hay estudios que muestran que lo que realmente quitaría la productividad de un empleado es tener un bossware en sus equipos, por diferentes razones.

Por ejemplo, si un trabajador sabe que está siendo monitoreado, siente más presión y estrés, lo que les lleva a estar menos satisfechos con lo que hacen.

Un estudio encargado por la Comisión Europea concluye que «la supervisión excesiva tiene consecuencias psicosociales negativas, como el aumento de la resistencia, la disminución de la satisfacción laboral, el aumento del estrés, la disminución del compromiso organizativo» y también que una empresa tenga trabajadores que van rotando más por la tendencia a irse.

Según Escalon, aunque afirma que el objetivo de un bossware es incrementar la productividad y es una de sus «ventajas», al mismo tiempo, «puede generar frustración entre los empleados por la percepción de vigilancia intrusiva», lo que acarrea problemas.

«Esto significa que es especialmente importante que las empresas que planean implantar el bossware incluyan a los empleados en las discusiones y sean conscientes de sus preocupaciones», según esta empresa.

Un estudio de la Universidad de Harvard, titulado «Vigilar a los empleados hace que sean más propensos a incumplir las normas», también señala que los trabajadores que saben que están siendo monitoreados pueden llegar a sentir que la empresa está siendo injusta con ellos.

Y este sentimiento lleva a un menor compromiso.

Bárbara Bécares

Genbeta