Erdoğan toca tambores de guerra en Siria; Damasco jura responder

El presidente turco vuelve a amenazar con una operación militar en el norte de Siria, ignorando las advertencias de Damasco de que tal acción viola su soberanía.

“Comenzaremos una nueva operación militar en Siria tan pronto como se completen nuestros preparativos”, dijo Recep Tayyip Erdoğan a los periodistas el lunes por la noche después de una reunión de gabinete.

El 1 de junio, Erdoğan anunció planes para lanzar un ataque en el norte de Siria sin pretexto de crear una “zona segura” a lo largo de las fronteras que comparte con el país levantino y “limpiar la zona de terroristas” en alusión a las milicias kurdo-sirias que operan allí. Damasco, sin embargo, acusa a Ankara de “colonialismo” y asegura que su vecino del norte busca establecer allí “un foco explosivo”.

Siria condena “los sueños demoníacos” de Erdoğan

El mismo lunes, el canciller sirio, Faisal al-Miqdad, volvió a condenar una posible ofensiva turca al norte de Siria en una entrevista exclusiva con la agencia rusa de noticias Sputnik, avisando que la medida provocará una “desastre” humanitaria en esa zona.

Acusó a Turquía de poner en marcha una “limpieza étnica” en el norte de Siria, donde intenta expandir “los asentamientos turcos” y ampliar las áreas que tiene ocupadas.

Esas prácticas constituyen “un ejemplo flagrante de desprecio por los mínimos valores morales, el Derecho Internacional y la Carta de las Naciones Unidas”, denunció.

Repudió el plan de Erdoğan para turquificar el norte de Siria, pero dijo que ese no es nada nuevo sino un legado del Imperio Otomano que durante siglos intentó ocupar los territorios de países islámicos y saquear sus recursos.

Sin embargo, Al-Miqdad reiteró el compromiso del pueblo y Gobierno sirios para contrarrestar el plan colonialista de Ankara y aseguró que “los sueños demoníacos del régimen turco no se harán realidad”.

El máximo diplomático sirio desarrolló su postura sobre la ocupación estadounidense y turca del territorio sirio y su apoyo a los grupos terroristas activos en el país levantino. Estas acciones violan la soberanía siria, el Derecho Internacional y todas las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, señaló.

¿Quién es quién?

Efectivamente, desde 2016, Turquía ha llevado a cabo varias operaciones militares en Siria, y, en la actualidad, ha desplegado militares en las zonas norteñas del vecino meridional, so pretexto de luchar contra los grupos terroristas.

Por otro lado, Siria enfatiza que la principal razón que impulsa la escalada de tensiones en el norte de su territorio, como en la provincia noroccidental de Idlib, es la “ocupación” de Turquía y el apoyo que presta este país a los grupos terroristas en dichas zonas, por lo que exige la salida inmediata de las tropas de Turquía de su territorio.

ftm/ncl/mrg

Hispan TV