El Presidente llevará la voz de la Celac a la Cumbre de las Américas

Las consecuencias en el sur del planeta de la guerra en Ucrania así como la necesidad de una Latinoamérica unida y sin exclusiones, en este último punto a raíz de la decisión del país anfitrión de no invitar a esta Cumbre a Venezuela, Nicaragua y Cuba, los ejes de la posición que presentará Alberto Fernández.

El presidente Alberto Fernández asistirá a la Cumbre de las Américas, que se desarrollará la semana próxima en la ciudad estadounidense de Los Ángeles, donde llevará la posición de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), cuya titularidad protémpore está en poder precisamente del mandatario argentino.

Esa postura incluye una advertencia sobre las consecuencias en el sur del planeta de la guerra en Ucrania así como la necesidad de una Latinoamérica unida y sin exclusiones, en este último punto a raíz de la decisión del país anfitrión de no invitar a esta Cumbre a Venezuela, Nicaragua y Cuba, por denunciar violaciones a los derechos humanos en esos países.

En declaraciones a Radio Diez, el canciller Santiago Cafiero reiteró este sábado la necesidad de que la cumbre se realice «concitando todas las voces y sin exclusiones».

«Eso fue lo que nosotros desde hace meses venimos comunicándole a los organizadores: que en ese tiempo de incertidumbre, de crisis global producto de la pandemia y de la guerra y sus consecuencias, lo que necesitamos era tener un espacio de encuentro donde se pueda discutir desde las diversidades y el respeto, pero que estén todos en la misma mesa», profundizó Cafiero y destacó que la Celac es «un foro sin exclusiones, en el que no necesariamente están todos de acuerdo».

Según la agenda prevista, el Presidente y su comitiva partirán el martes 7 a las 23 desde el aeropuerto Internacional de Ezeiza, para participar de la Cumbre de Líderes, encabezada por el presidente estadounidense Joe Biden, el 9 y 10 de junio, bajo el lema «Construyendo un futuro sostenible, resiliente y equitativo».

El miércoles 8, Cafiero participará de la Cumbre de Cancilleres que encabezará el Secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken, como anfitrión, indicaron a Télam fuentes del ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto.

Fernández irá acompañado por la primera dama Fabiola Yañez; Cafiero; los ministros de Salud, Carla Vizzotti; los secretarios General de la Presidencia, Julio Vitobello; y de Asuntos Estratégicos de la Presidencia, Gustavo Beliz; y la portavoz presidencial Gabriela Cerruti; indicaron fuentes de Presidencia.

Por su parte, Yáñez participará de las actividades sociales organizadas en el marco de la Cumbre de las Américas, invitada por la primera dama estadounidense Jill Biden.

«En tiempos difíciles para el mundo, celebro que existan estos valiosos espacios de intercambio regional», escribió Yáñez en la red social Instagram.

El encuentro contemplará también el noveno Foro de la Sociedad Civil, el lunes próximo; la Cuarta Cumbre de «CEO» de las Américas, el martes; y el sexto Foro de Jóvenes de las Américas, el 8 de junio.

Fernández había confirmado su presencia el miércoles último -luego de algunas dilaciones por la postura a tomar debido a aquellas exclusiones- a través de una carta que le envió a los organizadores de la cumbre.

En ese contexto, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, le había pedido a Fernández que fuera en representación de la Celac.

El jefe de Estado argentino también dialogó en los últimos días sobre este punto con sus pares de Chile, Gabriel Boric; de Venezuela, Nicolás Maduro; y de Bolivia, Luis Arce.

El 26 del mes pasado, el Presidente había recibido en su despacho de Casa Rosada a Christopher Dodd, asesor especial del Gobierno de Estados Unidos para la IX Cumbre de las Américas, y en quien Biden confió la tarea de asegurar la participación de los mandatarios de los tres países más grandes de la región (Argentina, Brasil y México) en el encuentro en Los Ángeles.

Fernández estuvo acompañado en ese encuentro por el jefe de Gabinete, Juan Manzur; y por Beliz; y le había dejado en claro al enviado estadounidense que «Argentina va trabajar para el éxito de la Cumbre, con todos incluidos», sin confirmar en aquel momento su presencia en el evento.

El mandatario argentino habló en su condición de presidente de la Celac y le manifestó a Dodd algunos señalamientos a la política exterior de Estados Unidos hacia la región, que ha tenido «una política difícil» con Donald Trump y que «no cambió demasiado con la nueva gestión respecto a Latinoamérica», como que «haya un bloqueo de seis décadas a Cuba y de cinco años a Venezuela, y que no haya cambiado durante la pandemia».

No obstante, en el Gobierno consideraron que la llegada del asesor especial del Gobierno estadounidense fue «un gesto» porque «les interesa la presencia argentina en la Cumbre», más aún con la asistencia de Fernández «como presidente de la Celac».

El encuentro del mandatario argentino con Dodd se produjo casi en paralelo a la conferencia de prensa conjunta que, en la capital azteca, ofrecieron Cafiero y su par de México, Marcelo Ebrard, donde exhibieron la posición compartida entre ambas naciones y volvieron a reclamar a Estados Unidos que se invite a todos los países.

Ese mismo día, Fernández recibió luego del encuentro con Todd al presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, por ese mismo tema.

Finalmente, el mandatario argentino «construyó la decisión de participar» en la Cumbre, «en diálogo con los presidentes de la Celac y, en especial, con su par de México, Manuel López Obrador», expresó ese día Cerruti.

«En esa cumbre el Presidente va a llevar la posición de la Celac y de Latinoamérica sobre cuál es la situación del mundo, cómo afecta la guerra en Ucrania y cómo tiene que ser una Latinoamérica unida y sin exclusiones», señaló la portavoz.

Washington ya anunció que no invitará a esa cita multilateral a los gobiernos de Cuba, Venezuela y Nicaragua, lo que empujó al López Obrador y a otros mandatarios a rechazar la participación en ese cónclave.

Télam