La Selección Argentina apabulló a Italia y se quedó con la Finalissima en Wembley

Con goles de Lautaro Martínez, Di María y Dybala, la Argentina derrotó por 3 a 0 a la Squadra Azzurra e hizo delirar a todo Londres. Es el segundo título del ciclo Scaloni. Messi jugó uno de sus mejores partidos con la celeste y blanca.

Noche soñada en Wembley para la Selección Argentina. El equipo de Scaloni pasó por encima a una Italia desconocida, que atraviesa uno de sus momentos más complicados, y se quedó con la Finalissima por tres tantos contra cero. Lautaro Martínez, Di María y Dybala fueron los encargados de hacer delirar a los miles de argentinos que coparon el mitico estadio londinense.

Una vez más, la Selección mostró que está para cosas importantes, y que si el Mundial fuera mañana, sería claramente la gran candidata al título, quizás, junto con Francia.

Con un Messi fenomenal, el cual parecía ser el mismo de aquella tarde en 2011 ante el Manchester United por Champions, el equipo de Lionel Scaloni firmó una de sus mejores actuaciones, tal vez, desde aquel 10 de julio del 2021 en el Maracaná.

Con hambre de un nuevo título, con la necesidad de medirse ante un europeo, y con un nivel de juego que parece estar lejos de su punto más alto, Argentina salió a comerse a Italia y a Wembley completo.

Como pocas veces se lo vio, el combinado nacional salió a pelearle la pelota a una selección italiana que se vio desconcertada por la intensidad de los jugadores argentinos.

Presión en las salidas, receptores completamente marcados, y una mitad de la cancha cerrada como un puño, la Argentina le quitó la tenencia del baló y empezó a hacerle daño al fondo italiano.

Ante este aluvión, Italia aguantó hasta donde pudo. Finalmente, en el minuto 28’, la presión alta surtiría el efecto esperado y con un gran arranque, Messi se escaparía por el sector izquierdo y soltaría un puñal al área chica que Lautaro Martínez se encargaría de mandar a guardar.

Argentina se ponía en ventaja 1-0 y desataba la locura albiceleste.

Para mala suerte de los italianos, la Scaloneta no aflojaría el ritmo y antes de finalizar la primera parte, un pelotazo del Dibu Martínez encontraría el pecho de Lautaro en la mitad de la cancha, quien aguantaría la marca de Bonucci de manera estoica, se escaparía hacia el arco de Donnarumma y pondría un exquisito pase para Angel Di María, quien le comió la espalda a Chielini y se la picó al arquero, poniendo el 2-0 parcial.

Ya en el complemento, Argentina tomó la batuta de manera absoluta y pudo ser goleada. Messi probó varias veces desde afuera, pero “Gigio” le negó el grito.

La más clara llegaría nuevamente por una presión en la salida de Italia, con un buscapié de Messi desde la derecha que fallaría con el arco vació Gio Lo Celso por el segundo palo.

Luego, Di María también tendría dos ocaciones: primero, un gran remate al palo lejano de Donnarumma que sacaría de manera sensacional y después una jugada elaborada desde el corner que nuevamente sería despejada por el arquero del PSG.

Ya con el resultado puesto, en el 94’, Messi comandaría el último ataque albiceleste. El 10, que quería su gol, fue abarajado por la defensa italiana antes de asistir a Julián Álvarez, pero quien aparecería para “pescar” el rebote, fue Paulo Dybala, quien había ingresada apenas unos minutos antes.

La Joya, quien quiere asegurarse un lugar en Qatar, aprovechó de manera inmejorable los pocos segundos en cancha y puso el 3-0 final con un gran remate cruzado al palo izquierdo del arquero.

Nuevo título para Messi quien parece estar en el mejor momento de su carrera en la Selección Argentina y nuevo título para Lionel Scaloni quien revalida lo conseguido en este ciclo al frente de la Albiceleste.

El próximo compromiso de la Argentina será ante Estonia, el próximo 5 de junio, en el estadio del Osasuna.