La cúpula del PRO se reunió en un almuerzo pero evitaron hablar de candidaturas

Además del ex presidente y el alcalde porteño, estuvieron Patricia Bullrich y María Eugenia Vidal, entre otros. Acordaron mantener una postura unificada en varios temas legislativos y se esforzaron en remarcar sus “felicitaciones” a los radicales por su convención nacional.

Los dirigentes del PRO, entre ellos Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta, compartieron un almuerzo donde resolvieron tener una postura unificada en proyectos como boleta única, ley de alquileres y Consejo de la Magistratura, un acuerdo que contrasta con la tensión que genera en ese espacio opositor la competencia por definir quién será el candidato presidencial del año próximo.

Con ese clima previo de ebullición, que se profundizó en las últimas semanas con el reaparecido Macri y su creciente protagonismo, los referentes del PRO se reunieron en el restaurante Puerta del Inca, de Bolívar al 300, donde convinieron en seguir de cerca la elaboración del programa económico que se está debatiendo en las usinas de Juntos por el Cambio.

En ese punto, el partido que dirige Patricia Bullrich se muestra cada vez más proclive a aplicar medidas de «shock» neoliberal en un eventual futuro mandato. Por ejemplo, Macri y Larreta repitieron en los últimos días definiciones de ese tenor, como la necesidad de privatizar o reducir fuertemente la inversión pública en empresas estatales como Aerolíneas Argentinas o YPF, o la conveniencia de arrancar un nuevo gobierno con reformas en la legislación laboral y previsional, siempre que en las próximas elecciones presidenciales se imponga la actual oposición.

Al almuerzo asistieron Macri, Larreta y su delfín en suelo bonaerense Diego Santilli; como también la exministra de Seguridad Patricia Bullrich, la exgobernadora bonaerense y actual diputada por la CABA María Eugenia Vidal; los jefes de los bloques del PRO en Diputados y el Senado, Cristian Ritondo y Humberto Schiavoni, el diputado Federico Angelini (PRO-Santa Fe), el ministro de Gobierno porteño Jorge Macri y el expresidente provisional del Senado Federico Pinedo, entre otros comensales.

Durante la comida, los presentes felicitaron a sus socios radicales -quienes el viernes último renovaron autoridades de la Convención Nacional del partido- y hablaron de la necesidad de que haya elecciones PASO (primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias) en todo el país, como una manera de dirimir la competencia dentro de JxC por las candidaturas año próximo.

«Hablamos de la Boleta Única», dijo al salir del encuentro la titular del partido PRO, Patricia Bullrich, quien además felicitó «al radicalismo por su documento».

Se refirió así al texto consensuado por la UCR el viernes último, donde el partido fundado por Hipólito Yrigoyen y Leandro N. Alem exhortó a «mantener unida y mejorar la coalición Juntos por el Cambio» aunque en paralelo ratificó su aspiración de que sea un dirigente radical quien ocupe la Presidencia de la Nación en el próximo período. Además, los radicales eligieron al abogado Gastón Manes -hermano de Facundo, potencial candidato a Presidente- al frente de ese órgano partidario.

«Estamos muy conformes con el resultado de la Convención Radical», se encargaron de difundir los voceros del PRO tras el almuerzo en el restaurante del barrio de San Telmo, al que algunos de los participantes llegaron a pie, donde los esperaban los fotógrafos. Según el análisis de los dirigentes del PRO, los socios radicales dieron en la Convención Nacional -realizada el viernes en el Teatro Municipal Coliseo Podestá de La Plata- «señales en pos de la unidad y de la ampliación» de JxC.

Sin embargo, en la reciente reunión del radicalismo se escucharon definiciones que incluyeron desacuerdos implícitos con sectores del PRO, porque el gobernador jujeño Gerardo Morales cuestionó la posibilidad de que el diputado ultra liberal Javier Milei (La Libertad Avanza) se integre a la coalición opositora, al advertir que «el descrédito de la política hace que aparezcan opciones ultraderechas antidemocráticas que trabajan la consigna de la antipolítica».

En cualquier caso, según fuentes consultadas por Télam, en la mayor parte de la reunión se habló sobre «tener una postura unificada como bloque con respecto a Boleta Única, ley de alquileres y Consejo de la Magistratura». Esto implica además buscar también la unidad dentro del interbloque de JxC, donde en los tres temas conviven opiniones divergentes.

«Gran parte de la reunión se la llevó la agenda legislativa», explicaron desde el PRO al responder sobre el intercambio de este mediodía, donde además llamaron a «evitar fisuras y dar señales claras de unidad en el recinto» cuando se debatan esas cuestiones.

El acuerdo para intervenir unificadamente en el debate parlamentario y los elogios dedicados a la UCR contrastaron con las declaraciones que pronunció esta mañana el dirigente radical Federico Storani, quien alertó a sus socios de la coalición que «si Macri fuese el candidato, ni yo ni miles de radicales lo votaríamos».

Tiempo Argentino