Preparan subsidios para duplicar la producción local de computadoras

Buscarán llegar al millón de equipos ensamblados en el país para abastecer el programa educativo Juana Manso. Pese al pedido empresario, el Gobierno ratificó que los derechos de importación se mantendrán en 0%

El Gobierno busca incrementar la producción de computadoras que se realizan para el programa educativo Juana Manso, ex Conectar Igualdad. Se trabaja en un subsidio para financiar a las plantas locales para que dupliquen la producción y superen el millón de netbooks. En cuanto a la importación de equipos, luego de analizar si aumentar los aranceles, tal como reclamaba el sector privado, el Ministerio de Desarrollo Productivo ratificó que quedarán en 0%, como estableció la gestión de Cambiemos.

En 2021 volvieron a producirse computadoras después de cuatro años. En 2017, cuando se eliminaron los derechos de importación del 35%, las plantas locales dejaron de fabricar ante la imposibilidad de competir. De todos modos, la vuelta del ensamble tiene una diferencia: los equipos se realizan en su mayoría solo para el programa educativo Juana Manso, en el que los estudiantes del secundario reciben una computadora.

En 2021, el objetivo era llegar a 600.000 computadoras en ocho empresas del país que obtuvieron la licitación. Realizaron una inversión de $500 millones para volver a adecuar las plantas y las líneas de producción. En 2022, proyectan producir más de un millón. Para eso, en el Ministerio de Desarrollo Productivo analiza otorgar un subsidio por máquina fabricada.

En cuanto a puestos de trabajo, la vuelta de esta industria apuntaba a generar 4500 nuevos empleos, entre directos e indirectos. Según fuentes del sector privado, se crearon alrededor de 1500 empleos, y esperan terminar el año en 3000 nuevos puestos.

Aranceles

Las empresas que trabajan en el país tenían la expectativa de inicialmente comenzar a producir para el programa educativo, y luego para abastecer al mercado interno. Para eso, reclamaban un cambio en los aranceles. Durante el gobierno de Cristina Kirchner, se había llevado al 35%, y en la gestión de Mauricio Macri se bajó al 0%. El pedido era llevarlo al 16%, como tiene el Mercosur. Un empresario del sector comentó que buscaban un “punto medio”, que permita competir contra los importados, y a la vez que ninguna empresa pueda subir precios “por tener un mercado cautivo”.

Sin embargo, el 31 de diciembre del año pasado, el Gobierno publicó en el Boletín Oficial la prórroga del arancel del 0% hasta el 2028 para bienes de informática y telecomunicaciones. Si bien la publicación se refiere al arancel común externo y deja abierta la puerta a algunas flexibilidades, altas fuentes oficiales ratificaron la continuidad de la política comercial: “Argentina no tiene hoy la capacidad para hacer computadoras de alta gama. Ponerle un arancel es encarecer una industria como la de economía del conocimiento”.

Computadoras

Argentina cuenta con un déficit en materia de conectividad. El censo de 2010 dio cuenta de que el 47% de los hogares tenía acceso a computadoras. En el censo que se realizó este miércoles se obtendrá el dato actualizado.

De todos modos, el Indec publica datos en base a la encuesta permanente de hogares para los aglomerados urbanos. El último se publicó este lunes, que dio cuenta que el 64,2% de los hogares tienen acceso a una computadora. La utilización presenta grandes diferencias según el nivel educativo. Para la población con secundario incompleto es del 37,8%, mientras que con universitario completo alcanza el 69,3%.

Florencia Barragán

Motor Económico