El Oriental se desconcentró al final y lo terminó perdiendo ante Racing en Gualeguaychú

Tras 16 triunfos al hilo, Tokio sufrió su primer cachetazo en la Liga Federal y en el peor momento. Hizo un buen partido ante Racing en Gualeguaychú, a tal punto que ganaba por 8 puntos cuando restaban 2 minutos para el final de juego, pero cometió pérdidas que el local no perdonó con un Schaaf intratable en el cierre.

Fue triunfo 63 a 60 para los entrerrianos, quienes se adelantaron 1-0 en la serie, al mejor de tres partidos, de los playoffs. Este viernes el “oriental” está obligado a ganar en Posadas para seguir con vida. Landi fue el mejor de los misioneros con 19 puntos.

La primera mitad fue muy pareja. En primer turno el local lastimó con Schaaf cerca del aro y luego el visitante hizo lo propio con las penetraciones de Landi y Romero.

El tablero alternó en mayor medida con Racing arriba pero también tuvo al “japonés” liderando en el segundo segmento. Antes del cierre un par de bombas del ex OTC, Juan Cruz Rinaldi, y dos libres de Leuze, inclinaron la balanza a favor del “verde” para irse al descanso 32-29.

En la vuelta a las acciones el duelo siguió de la misma manera. Tokio siguió haciendo daño a través de Landi y el local se apoyó Leuze, Linares y Fabricius, más la conducción de Nieto. Ambos no se sacaban ventaja.

Ya en los últimos 2 minutos, Tokio se mostró sólido y metió un buen parcial para sacar ocho de diferencia (50-58).

Pero la confianza le jugó una mala pasada, ya que el local se jugó el todo por el todo, presionó toda la cancha y provocó pérdidas infantiles en su rival, que no supo sortear la defensa, a tal punto que, con una bomba de Schaaf, Racing igualó las acciones en 58 a falta de 1 minuto.

Luego sucedió lo impensado: triple de Romero sin dirección y respuesta inmediata del propio Schaaf desde el mismo lugar (la esquina) para sumar nuevamente de tres y pasar a ganar 61 a 58. Baldazo de agua fría para un elenco posadeño que venía haciendo un buen juego en tierras entrerrianas.

A partir de allí, la desesperación se apoderó de un Tokio que se desordenó y tomó malas decisiones a comparación del dueño de casa que lo cerró mejor y se quedó un triunfo clave 63 a 60 con una levantada histórica y provocándole la primera caída al “nipón”.

Así, el “verde” se puso 1-0 en la llave, pero ahora deberá ratificar ese resultado el viernes en el Jorge Yamaguchi, donde los de Ponissi deberán cambiar el chip rápidamente para forzar la historia a un tercer encuentro.

El goleador de Tokio fue Landi con 19 puntos, seguido de Romero 15 y González 13. En tanto que Schaaf marcó 15 y Leuze 14 en el ganador.

Prensa Tokio