Se aprobó resolución sobre violaciones a los derechos humanos en el conflicto en Ucrania

Bajo la Presidencia argentina, a cargo del embajador Federico Villegas, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU celebró hoy en la ciudad de Ginebra una sesión especial para considerar el deterioro de la situación de los derechos humanos en Ucrania a raíz de la agresión rusa.

En la misma, la Argentina votó a favor de la resolución adoptada por el Consejo al concluir la sesión, con 33 votos a favor, 2 en contra y 12 abstenciones, mediante la cual el órgano reafirmó la necesidad de que los Estados resuelvan sus disputas por medios pacíficos, expresó su profunda preocupación por las víctimas civiles del conflicto y su condena por las violaciones y abusos a los derechos humanos y al derecho internacional humanitario. Asimismo, reiteró su exigencia que cesen las hostilidades contra Ucrania y solicitó a la Alta Comisionada que presente una actualización oral sobre la grave situación humanitaria y de derechos humanos en Mariupol en la 50ª sesión ordinaria del Consejo cuyo inicio está previsto para el día 13 de junio próximo.

En la apertura de la sesión, la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, realizó una actualización oral sobre la situación de los derechos humanos en Ucrania indicando que su Oficina “sigue verificando denuncias de violaciones del derecho internacional de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario, muchas de las cuales pueden constituir crímenes de guerra”.

Se refirió en particular a las recientes investigaciones llevadas a cabo en las regiones de Kyiv y Chernihiv, con foco en las denuncias sobre ejecuciones sumarias, violencia sexual, desapariciones forzadas y a la destrucción de la infraestructura civil, subrayando que “La única forma evitar mayores violaciones es poner fin a las hostilidades. Ese debe seguir siendo el objetivo principal”.

Por su parte, Erik Møse, titular de la recientemente establecida Comisión de Investigación Internacional Independiente sobre Ucrania, se refirió a las actividades del órgano que preside y a la manera en que planea llevar adelante su mandato de investigar todas las violaciones y abusos de los derechos humanos y violaciones del derecho internacional humanitario y delitos conexos en el contexto de la agresión contra Ucrania por parte de la Federación Rusa.

La delegación argentina, siguiendo instrucciones del canciller Cafiero, expresó en su intervención la preocupación por “los informes de la ACNUDH sobre alegaciones de torturas, ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, desapariciones forzadas, violencia sexual y de género, y los desplazamientos masivos de población” e instó “a todas las partes en el conflicto a que respeten el derecho internacional de los derechos humanos, el derecho internacional humanitario y el derecho internacional de los refugiados, y en particular los principios de distinción de civiles, proporcionalidad y necesidad en el ataque”, subrayando que no habrá una reparación genuina sin la rendición de cuentas por parte de los responsables de esas violaciones.