Racing fue una máquina y arrolló al Tiburón

Se abrieron los cuartos de final de la Copa de la Liga Profesional. En Avellaneda, Racing recibió a Aldosivi, y fue una clara victoria del local por 5-0, con dobletes de Alcaraz, Copetti y el restante de Correa. Ahora espera por el ganador de Boca vs. Defensa y Justicia.

El partido comenzó con todo con ataques para cada uno y fue primero Racing el que avisó con un intento de Tomás Chancalay cuyo remate pegó en un defensor.

Acto seguido respondió Aldosivi con un mano a mano de Edwin Mosquera que salvó Chila Gómez. Pero solo tres minutos pasaron para que la Academia se pusiera en ventaja y fue luego de un centro preciso de Matías Rojas que Carlos Alcaraz conectó de cabeza para abrir el marcador.

Luego Racing se mostró más en el campo rival con sus credenciales, la recuperación de Aníbal Moreno, la movilidad de Chancalay por la izquierda y pases filtrados que llegaron para Enzo Copetti que buscó ampliar la diferencia, pero se encontró con el arquero José Devecchi muy atento y rápido en sus reacciones.

El segundo tanto de La Academia se vio venir y llegó a los 22 minutos luego de un pelotazo cruzado de Chancalay que Alcaraz bajó de pecho y le dio de primera con un derechazo que amplió la ventaja para el equipo dirigido por Fernando Gago.

La superioridad de Racing continuó y acarició el tercero con un remate de Gonzalo Piovi que pasó cerca del travesaño.

Las proyecciones del lateral izquierdo y de su compañero por la banda derecha, Facundo Mura, también fueron argumentos del dominio de La Academia que generó zozobra en el Tiburón con cada llegada.

En el amanecer del complemento Piovi mandó un centro al área, el defensor Nicolás Valentini le cometió una falta a Copetti y el juez sancionó penal, que el propio delantero (47 minutos) capitalizó con un certero remate.

Nueve minutos más tarde Racing alcanzó su cuarto gol. Se ejecutó un tiro de esquina, la pelota fue desviada, pero Rojas la volvió a meter de cabeza en el área y la pelota le quedó boyando a Copetti que amplió las diferencias.

En la superioridad de Racing se incluyó la labor de su arquero que en sus pocas intervenciones se lució. En la segunda mitad, Gómez evitó un tanto de Martín Cauteruccio, que estuvo adelantado, pero la reacción del guardameta albiceleste fue providencial.

A los 77, ya con Edwin Cardona en el campo, el colombiano metió un pase sin mirar hacia Chancalay, que mandó el centro y en el área apareció Javier Correa cuyo remate pegó en los dos palos antes de concretarse el quinto gol de la Academia.