La política debe resolver la demanda social, no los encantadores de serpientes, por Jorge Mielniczuk

En un año pre electoral y difícil en lo económico, social y político, es necesario dar una luz de esperanza como alicientes a los ánimos decaídos de la población que de diferentes maneras se vio a afectada por la pandemia e impactó fuertemente en el estado anímico y emocional, y que además está decepcionada con los dirigentes políticos y con la política que es lo más preocupante.

Peleas internas en el oficialismo y en la oposición, temas que se tratan en el congreso que no le solucionan lo cotidiano del sector asalariado que angustiado y enojado que no llega a fin de mes.

En este actual contexto evidentemente el gobernador Oscar Herrera Ahuad, en su discurso inaugural de las sesiones ordinarias de la legislatura provincial, busco darle a los misioneros un mensaje contenedor y con expectativas al corto y mediano plazo, alejándose de la grieta nacional pero sin dejar de mencionarla; haciendo un repaso de lo que se hizo en el último año pero con especial hincapié en la búsqueda que hace el estado provincial para la solución de los problemas que angustian y preocupan a los misioneros.

Esto es algo que no solo tiene que ver con lo económico y social sino también con la necesidad de que se asegure el suministro de energía eléctrica y el agua potable, la creación de fuentes laborales y de mayor seguridad.

Todo ello, sin descuidar temas que siempre están en lo alto de la agenda provincial como lo son la salud y la educación.

En el discurso se tomó distancia del problema inflacionario nacional tomando como marco referencial el impacto de la pandemia, que provocó una dura caída en la economía mundial y afectó drásticamente a nuestro país, y que misiones gracias a la producción primaria y el cierre de los pasos fronterizos pudo sobrellevar de mejor manera la situaciones adversas en la mayoría de los casos.

Herrera Ahuad, no se mostró indiferente a las consecuencias de una inflación desbordada, que dificulta fuertemente cualquier proyecto de crecimiento, generación de empleo y mayor distribución, Señaló que: “Los argentinos y los misioneros necesitamos una macroeconomía ordenada y previsible, dentro de cánones de racionalidad, que permita a los estados provinciales llevar adelante programas de gestión sostenibles”.

Por ello reivindicó la política fiscal provincial señalado que: “Misiones, se desarrolla y crece con recursos propios, gracias a una política fiscal ordenada cuyo objetivo radica en garantizar el bienestar de nuestra gente. En este sentido, nuestra provincia lidera el ranking de recaudación a nivel país, pero esto no es algo fortuito”, aseguro el mandatario.

Entre los anuncios más destacados figura la asistencia al pequeño productor y sector agroindustrial por $4.700 millones que es el sector que produce un gran movimiento y derrame económico; porque es bien sabido que cuando al sector agrícola e industrial de la provincia le va bien económicamente hay movimiento económico y se produce el «derrame» del que tanto se habla.

Porque el sector productivo misionero en su gran mayoría no compra dólares ni deposita su dinero a plazo fijo, sino que lo destina a la adquisición de bienes y servicios lo que en forma directa e indirecta además de mover la economía doméstica también genera mano de obra.

Por ello, la asistencia con recursos económicos apunta desde el pequeño productor hasta el sector agroindustrial, con un total de 4.700 millones de pesos, entre créditos y aportes no reembolsables.

El plan laboral para jóvenes, es una de las demandas y preocupaciones constantes de todos los sectores sociales en la provincia.

Muchos jóvenes que no pudieron seguir estudiando alguna carrera terciaria o universitaria que responda a su vocación; están en la búsqueda permanente de algún trabajo que le genere ingresos para sí o familiar. También están los que han egresado con un título y no se pueden insertar en el mercado laboral para el cual estudiaron y se capacitaron.

Misiones, tiene un alto porcentaje de población joven que sigue en crecimiento poblacional y en particular si tomamos como referencia la tasa de natalidad nuestra provincia es la de mayor cantidad de nacimientos del país, lo que es un dato preocupante a futuro y más, si la política no busca soluciones inmediatas y con visas al futuro la demanda laboral será un problema grave.

El gobernador insistió en pedidos al gobierno nacional reclamando la “inclusión energética y gasífera ya para Misiones, urgente solución a las asimetrías de la nación con nuestra provincia como lo son: la zona aduanera comercial especial, compensación energética y actualización de la coparticipación federal de impuestos, que devuelva el esfuerzo económico y ambiental a los misioneros. En sintonía al reclamo efectuado por el presidente de la legislatura Carlos Rovira.

Su discurso contemplo todas las áreas de gestión marcando la presencia del estado en crear las condiciones de infraestructura y también la asistencia económica y financiera que permita a la economía doméstica crecer, generar empleos y tratar que el dinero recircule la mayor cantidad posible en la provincia.

Es un año pre electoral decíamos al inicio de esta nota, y se espera llegar al próximo año con muchas de las demandas sociales solucionadas y otras en vía de solución, sabiendo que el descontento nacional es contagiaste más allá que las realidades en algunos casos son diferentes pero que se requieren de la presencia del estado, de la política y de los dirigentes para que los ciudadanos comiencen a recuperar la confianza en la democracia como forma de gobierno y no en ilusionistas.

Jorge Mielniczuk